II Congreso Iberoamericano de Acoso Laboral e Institucional

Tomada dio apertura al congreso y firmó un convenio para desarrollar acciones para la erradicación de la violencia laboral. Durante su intervención afirmó “el trabajo en su relación con la salud son dos cuestiones que están profundamente entrelazados, y son parte de los DDHH que hoy defendemos”.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dio apertura al II Congreso Iberoamericano de Acoso Laboral e Institucional, y firmó un convenio de cooperación para desarrollar y coordinar acciones vinculadas a la erradicación de la violencia laboral.

Durante su intervención Tomada afirmó que “el trabajo en su relación con la salud son dos cuestiones que están profundamente entrelazados, y son parte de los DD.HH. que hoy defendemos”.

“La idea de ámbito laboral no es sólo una producción de bienes y servicios sino también un ámbito de desarrollo de las personas”, indicó el titular de la cartera laboral.

Al finalizar, el Ministro advirtió que debe haber “expresa condena a toda forma de violencia laboral. Por una sociedad más sana, más justa y por más y mejor trabajo”.

El convenio tiene por objeto promover conjuntamente acciones específicas y fortalecer espacios para la capacitación que contribuyan a la promoción, consolidación y vigencia plena de los derechos de los trabajadores, al desarrollo de las relaciones del trabajo sin violencia; capacitación a las organizaciones sindicales y direcciones de recursos humanos para la difusión de los derechos laborales, como así también la producción de materiales para la sensibilización, concientización y difusión de la problemática.

Se entiende por violencia laboral “toda acción, omisión o comportamiento destinado a provocar, directa o indirectamente daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. La misma incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores”.

Estuvieron presente, el secretario de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias, Eduardo Bustos Villar, y la coordinadora de la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL), Patricia Sáenz, entre otras autoridades.