“Hoy tenemos nuestro pedazo de tierra, nuestra casa y la posibilidad de dejarles algo a nuestros hijos”

Silvina y Cipriano recibieron en la tarde del viernes pasado la llave de su nuevo hogar en Tandil, provincia de Buenos Aires, adquirido junto al Pro.Cre.Ar y su línea de Desarrollos Urbanísticos. Como ellos, otras 17 familias conocieron ese día su nueva casa, el lugar donde desde ahora en adelante podrán desarrollarse y proyectar sus sueños.


Luego de la entrega formal de las llaves a cada una de las familias y las breves palabras introductorias sobre el uso de las viviendas, la pareja junto a sus tres hijos y los padres de ella, pudieron caminar hasta su casa y abrir las puertas de lo que se transformó en su nueva casa.

“Cuando entramos sentimos mucha emoción, estar acá en nuestra propia casa con toda la familia es una alegría inmensa, hoy tenemos nuestro pedazo de tierra, nuestra casa y la posibilidad de dejarles algo a nuestros hijos”, comenta Silvina mientras los chicos corren y juegan en el patio de la casa. Por su parte, Cipriano habla animadamente con sus suegros: “vamos a hacer un asado para festejar que esta es la última mudanza, todo lo que pensemos y proyectemos de ahora en adelante sabemos que va a ser posible”.

Entre las calles Quintana, Pujol, Buenos Aires, Beiró de la ciudad serrana, se levanta el Desarrollo Urbanístico donde cientos de familias ya están cumpliendo el sueño de la casa propia. El proyecto contempla un total de 628 viviendas, divididas en departamentos y casa de 2 y 3 dormitorios, y dúplex de 3 habitaciones; asimismo se contempló la construcción de 12 viviendas adaptadas para personas con discapacidad motriz.

En otra de las casas del barrio, Fernando y Mercedes están sonrientes parados en el umbral de su casa, con Alesandro y Vitoria sus dos hijos. Ella es la primera en hablar y cuenta lo que vivieron al abrir la puerta por primera vez: “entramos a nuestra casa y nos dimos cuenta que eso que tanto esperamos se hizo realidad, es una sensación inexplicable”. A su vez, Fernando reflexiona en voz alta sobre lo que significa esta casa para la familia: “esto es legado que podemos dejarles a nuestros hijos, enseñarles que con esfuerzo y esperanza todo se puede, ese es el ejemplo que les queremos dar”.
El sol de la tarde empieza a caer sobre las sierras tandilenses, el día que había empezado con un clima hostil, entre lluvias y neblinas, ahora nos permite ver el admirable contexto geográfico en el que se encuentra ubicado este predio.

“Es un cambio muy importante, tener nuestra propia casa a los 60 años después de 30 alquilando es un sueño cumplido que nos va a cambiar la vida”.

Con un mate en mano, Marta nos invita a pasar a su departamento donde va a vivir con su marido y compañero de toda la vida. El ambiente parece inmejorable y la pareja, con dos hijos que viven afuera de la ciudad, se permite soñar: “ya les mandamos un montón de fotos para que conozcan la casa, ahora esperamos que vengan los nietos”, dicen riéndose.

Miles de familias en Argentina se sumaron a cumplir el sueño de la casa propia, en Tandil la inscripción está abierta para otras 82 nuevas viviendas. Para poder inscribirte entra a https://www.argentina.gob.ar/procrear/desarrollosurbanisticos/buenos-aires-tandil y completa el formulario.