Presidencia de la Nación

Hoy recordamos al Coronel de Marina José Félix Murature

Este gran hombre de mar se distinguió en la Guerra del Brasil, en las guerras internas argentinas y en la Guerra del Paraguay. Falleció el 9 de agosto de 1880 .


José Murature había nacido en 1804 en Alassio, una aldea cercana a la ciudad italiana de Génova. A los 11 años se inició como Guardamarina en una fragata de guerra francesa. Durante su juventud y con el correr del tiempo, recorrió en reiteradas ocasiones el Océano Atlántico; en algunas de ellas llegó hasta las costas del Brasil.

En 1825, y pocas semanas antes de la declaración de guerra por parte del Imperio del Brasil, llegó a Buenos Aires. Esto le permitió servir a nuestro país. Un año después se enroló en la flota liderada por el Almirante Brown, convirtiéndose en un conocedor extraordinario del Río de la Plata y sus afluentes.

Comandando el cúter «Luisa» suministró a Guillermo Brown valiosa información sobre las fuerzas y posición de la escuadra enemiga. Con el mismo buque formó parte de convoyes que condujeron tropas y víveres al Ejército Nacional que se encontraba en operaciones en la Banda Oriental.

Cuando terminó la guerra, se dedicó al comercio fluvial, y llegó a la categoría de capitán. Pasó muchos años en esa actividad hasta que, hacia 1840, se refugió en Montevideo como miembro del partido unitario. Prestó servicios en la pequeña flota de la ciudad sitiada y acompañó por un tiempo al corsario José Garibaldi en su excursión por el Paraná.

Así fue que, con el grado de Sargento Mayor, pasó a formar parte de la escuadra de Buenos Aires, asignándosele el comando de la goleta de guerra «Santa Clara».

La escuadra porteña, compuesta por seis naves, fue puesta a las órdenes del marino polaco Floriano Zurowski. El 18 de abril de 1853 enfrentó a la escuadra de la Confederación en aguas de Martín García, resultando derrotada en la acción y regresó a puerto. Zurowski fue relevado y en su lugar se designó Comandante a Murature.

Fue entonces que tomó el mando de la goleta «9 de Julio», con la que tuvo que defender el puerto de la ciudad contra la fuerza naval de Urquiza.

Ascendido a Coronel de Marina, forzó el paso de las baterías del Rosario y se situó frente a Paraná, interviniendo más tarde en el heroico sitio de Paysandú, cuando esta ciudad fue sometida a un intenso bombardeo por parte de la escuadra brasileña al mando del Almirante Vizconde de Tamandaré, el 2 de enero de 1865. Este hecho sería el factor desencadenante de la Guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay.

Durante ese conflicto actuó como Jefe de la Escuadra Nacional y en ocasión de enarbolar su insignia en el vapor «Guardia Nacional», al mando del Teniente Coronel Py, se encontró presente en la acción del forzamiento de Paso de Cuevas, ocurrida el 12 de agosto de 1865.

Sus días después de servir a la Armada los pasó tranquilamente y, dotado de excelentes condiciones de pintor marinista, se dedicó a reflejar en la tela las naves de la escuadra nacional.

Cargado de años y laureles que le dieron sus victorias, falleció en Buenos Aires el 9 de agosto de 1880, a los 76 años. Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta, en Buenos Aires.

Quedó como legado el recuerdo y la veneración que los hombres de mar guardan de este destacado marino en los años de luchas civiles y durante la posterior reconstrucción nacional, en la segunda mitad del siglo XIX.

Cuatro buques de la Armada Argentina llevaron su nombre: el aviso «Coronel Murature» (1884), la torpedera de 1ª clase «Comodoro Murature» (1891), el rastreador minador «Murature» (1923) y el patrullero «Murature» (1954).

Scroll hacia arriba