Héroes de Malvinas, Héroes de la Patria: Sargento Sergio García

El sargento Sergio Ismael García luchó valientemente en la batalla de Pradera del Ganso, entre el 27 y 29 de mayo de 1982, en donde, en un heroico acto de valor, entregó la vida en cumplimiento del deber.


Sergio Ismael García nació en 1959 en Colón, Entre Ríos. A los 14 años se mudó a Buenos Aires, y fue allí en donde descubrió su vocación: servir a la Patria.

Comenzó su vida militar en la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral, de la que egresó como cabo, y continuó su formación en Córdoba, Santa Cruz y Chubut.

Su carrera y su vida se desarrollaron con normalidad, hasta que en 1982, ya casado y con un bebé de tres meses, dieron un vuelco abrupto, la guerra de Malvinas se estaba gestando.

El cabo primero García había quedado exento para dirigirse al conflicto, pero su amor por la Patria lo impulsó a ofrecerse como voluntario y se dirigió desde Colonia Sarmiento, en donde estaba destinado, hacia las Islas Malvinas.

Ya en el archipiélago, formó parte de la segunda sección “Romeo”, de la Compañía de Infantería “C”, del Regimiento de Infantería 25, apodados “Los bravos del 25”.

El 2 de abril, día del inicio de la guerra, participó de la operación “Rosario”, que, con una sola baja, culminó con la recuperación del control de las Islas por parte de las tropas argentinas.

Sin embargo, su acto de mayor honor y valentía fue en la batalla de Pradera del Ganso, librada entre el 27 y 29 de mayo de 1982, en donde dio su vida en cumplimiento del deber militar.

Batalla de Pradera del Ganso

El 26 de mayo, la sección “Romeo”, a la que pertenecía el cabo primero García, y cuyo jefe era el subteniente Gómez Centurión, ocupó el puente Bodie Creek, a metros del caserío de Pradera del Ganso.

El 28 a la madrugada, se replegaron hasta allí, y a media mañana se lanzó un contraataque para bloquear la penetración de los enemigos, que ese día, más temprano, habían atacado a las tropas argentinas en Darwin.

La sección avanzó hasta alcanzar mayor altura, pero tuvo que regresar, ya que las tropas inglesas habían llegado antes.

Al volver, divisaron el avance de una fracción enemiga, y cuando estuvieron a unos 150 metros, el subteniente Gómez Centurión ordenó abrir el fuego para tratar de inducirlos a desplegar sobre el campo minado que estaba a ambos lados del camino, pero los soldados enemigos continuaron disparando.

Finalmente, los británicos comenzaron a levantar fusiles en señal de rendición, y los argentinos levantaron el fuego.

Uno de ellos avanzó hasta donde estaba el jefe de la sección “Romeo”, quien también se adelantó, dispuesto a concederles el parlamento que pedían.

El oficial enemigo aseguró la vida de todos los hombres de la sección argentina si entregaban el armamento, pero Gómez Centurión se negó y volvió a su puesto. Cuando faltaban pocos metros para que llegue, una ametralladora enemiga comenzó a tirar.

El fuego de las tropas inglesas era efectivo, y causó una gran cantidad de bajas a las tropas de la sección de García.

El cabo primero García, junto a otros dos soldados, se aproximó a las ametralladoras inglesas, e intentaron silenciarlas con fuego automático de la MAG, pero los descubrieron y les dispararon, lo que causó la muerte de sus compañeros. García, herido, quiso replegarse pero nuevamente le dispararon, y en pocos segundos, pasó a la inmortalidad como un héroe de Malvinas.

Ascenso post mortem

El cabo primero Sergio Ismael García fue ascendido post mortem al grado de sargento por su heroico accionar durante la gesta de Malvinas.

Además, recibió la condecoración al Valor en Combate, que expresa: “Reconócese la actuación en la Guerra del Atlántico Sur por sus relevantes méritos, valor y heroísmo en defensa de la Patria”, y es una de las más altas condecoraciones militares propuestas por la República Argentina (Ley 24 020/1991 y Ley 25.576).