Héroes de Malvinas, Héroes de la Patria: Juan Domingo Horisberger

Durante la noche del 13 de junio, en el combate de Monte Tumbledown, el soldado conscripto clase 62 Horisberger entregó su vida en defensa de nuestras Islas Malvinas.


El soldado Horisberger nació en Tigre, provincia de Buenos Aires, en 1962. El 17 de marzo de 1981 ingresó al Servicio Militar Obligatorio y se incorporó al Regimiento de Infantería Mecanizada 6 “General Viamonte”, en donde se destacó como tirador.
Durante el conflicto, fue miembro de la 3° Sección de la Compañía de Infantería B “Piribebuy”, al mando del entonces subteniente Esteban Vilgré Lamadrid. Llegó a las Islas Malvinas los primeros días de abril y fue trasladado al monte Dos Hermanas.
El 13 de junio, protagonizó una batalla heroica junto a su camarada, el soldado conscripto Oscar Ismael Poltroneri; ambos lograron frenar el avance de toda una compañía británica para que su sección pudiera replegarse.

En Monte Tumbledown, cuando se producía la defensa del Puerto Argentino, la sección encolumnada salió en apoyo de los infantes de marina. “Las bengalas transformaban la noche en día”, afirmó el Veterano de Guerra de Malvinas Esteban Vilgre Lamadrid. “Una bengala iluminó los rostros cansados de mis suboficiales y soldados. Sus ojos brillaban con decisión, pero sus caras flacas evidenciaban el desgaste de los últimos días”, agregó. Entre ellos, estaba el soldado Horisberger.

“Al llegar al centro de un valle, vimos por el visor nocturno que los que se encontraban a corta distancia no eran propia tropa, sino que eran británicos”, aseguró Lamadrid.

Los ingleses abrieron fuego. La sección se hizo fuerte y combatió toda la noche, pero con el trascurrir del tiempo, los ingleses avanzaban. Horisberger y Poltronieri disparaban con sus cañones, dando su vida a cada instante. Los ingleses dicen que esas dos ametralladoras eran dos verdaderos demonios, cada vez que levantaban la cabeza los hacía bajar una nueva ráfaga proveniente de un lugar inesperado, combinando de esta manera, entre ambas ametralladoras, el fuego y movimiento de manera sincronizada. Esto permitió el repliegue del resto de su sección.

El lanzacohetes restante agotó su munición contra los nidos de ametralladoras, y lentamente la situación comenzó a desbalancearse. Ya no contaban con el apoyo de los morteros y estaba agotada la munición. Al intentar arreglar una de las ametralladoras, Horisberger fue alcanzado por un proyectil.

El cuerpo del héroe fue encontrado en enero de 1983. Le tocó la tumba anónima B–1–15 en el cementerio militar de Darwin, en donde los enterradores civiles lo bautizaron como “Pedro”. En el año 2017, se identificaron sus restos y hoy la tumba lleva su nombre: soldado conscripto Juan Domingo Horisberger, un soldado que entregó su vida para salvar la de sus camaradas. Un soldado que, con coraje y sacrificio, entregó su vida por nuestras Islas Malvinas, hasta el último aliento.