Hacia un nuevo modelo de supervisión basado en riesgos


La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) avanza hacia un modelo de supervisión basado en riesgo: las entidades no serán supervisadas sólo con respecto a su información de balances sino que se incorporará información cualitativa y cuantitativa que permita listarlas según un determinado nivel de riesgos, que definirá qué tipo de análisis e inspección se realizará o las medidas que tomará la SSN.

“Nos planteamos objetivos a largo plazo para otorgar previsibilidad al mercado y brindar las bases necesarias para su crecimiento y modernización”, aseguró Juan Pazo, superintendente de Seguros, durante su presentación en la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (FACPCE).

“Partimos de una base: construir un mapa y una matriz de riesgos, emitir normas de Gobierno Corporativo y converger a normas internacionales de información financiera y de solvencia. Una vez que tengamos esto, avanzaremos hacia un modelo de supervisión basado en riesgo, lo que significa hacer es un cambio completo en la forma de supervisar. Somos conscientes de que debemos ir adaptando gradualmente las normas para llegar a este objetivo”, afirmó José Manuel Urdiroz, subgerente de Análisis de Estados Contables.

Para poder implementar estos cambios, Urdiroz agregó que “es necesario empezar a incorporar criterios internacionales y modernizar el intercambio de información como las primas, siniestros, juicios, e información financiera y de solvencia a través de GDE Cloud. Esto nos va a permitir confeccionar un sistema de alertas tempranas y supervisar de manera anticipada la información de las compañías para poder accionar”.

En el encuentro participaron representantes del mercado asegurador y autoridades de la FACPCE, quienes recibieron el primer borrador con las modificaciones del RGAA para, luego de analizarlo, realizar una devolución a la SSN. El objetivo de estas reuniones es mantener un diálogo constante con el mercado asegurador en pos del crecimiento de la industria.

Se realizarán nuevas reuniones de trabajo junto a auditores y actuarios independientes y con el grupo de compañías que no estén adheridas a ninguna de las Cámara del sector.