Se conmemoró la actuación de la Prefectura Naval Argentina en la Guerra de las Malvinas

La Prefectura Naval Argentina conmemoró esta mañana su actuación en el conflicto bélico de las Islas Malvinas y el combate aeronaval protagonizado por el guardacostas GC-83 Río Iguazú contra aviones Sea Harrier ingleses, el 22 de mayo de 1982.


La Prefectura Naval Argentina conmemoró esta mañana su actuación en el conflicto bélico de las Islas Malvinas y el combate aeronaval protagonizado por el guardacostas GC-83 Río Iguazú contra aviones Sea Harrier ingleses, el 22 de mayo de 1982.

 
La ceremonia de homenaje se realizó en el muelle del Servicio de Buques Guardacostas de la institución, y fue presidida por el Prefecto Nacional Naval, prefecto general Luis Alberto Heiler, acompañado por el Subprefecto Nacional Naval, prefecto general Gerardo Horacio Crespo.
 
También estuvieron presentes los ex combatientes de Prefectura, la plana mayor de la institución y la totalidad de las tripulaciones de los guardacostas que se encuentran amarrados en este Servicio.
 
Durante el acto, el veterano de guerra retirado prefecto mayor Luis Berta, pronunció un emocionante discurso. Luego se arrojaron ofrendas florales a las aguas y la Banda de Música de la institución dedicó un minuto de silencio.
 
Al finalizar, los prefectos  generales Heiler y Crespo, acompañados por la plana mayor, subieron a bordo de un guardacostas y saludaron a los veteranos de guerra reunidos en la popa del barco.  
 
 
Combate aeronaval
 
El 22 de mayo el 1982, el guardacostas GC- 83 Río Iguazú zarpó con destino a Puerto Darwin en una misión de transporte de piezas de artillería.
 
Luego de más de tres horas de navegación, el guardacostas fue atacado por dos aviones SEA HARRIER.
 
El entonces cabo segundo José Raúl Ibáñez, maquinista, ascendió a cubierta y observó que su compañero el cabo Julio Omar Benítez yacía muerto al pie de una de las dos ametralladoras. Además, el primer oficial, Gabino González, el contramaestre suboficial Juan Baccaro y el timonel, cabo segundo Carlos Bengochea, estaban gravemente heridos.
 
La otra ametralladora había quedado inutilizada y no había ningún tripulante para reemplazar a Benítez. De pronto, se produjo un segundo vuelo de los atacantes. Ibáñez apuntó la ametralladora contra el Sea Harrier y disparó incansablemente. Lo imposible se produjo y el avión fue derribado por el guardacostas.
 
José Raúl Ibáñez recibió la más alta condecoración que se otorgó: "La Nación Argentina al heroico valor en combate". Y la bandera del guardacostas "Río Iguazú" fue condecorada con la medalla "Honor al valor en combate".