Rodríguez encabezó la reunión del Consejo de Seguridad Interior del NOA argentino

Participaron representantes de los ministerios del área de seguridad de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, y La Rioja; quienes firmaron la adhesión SIFCOP, una red de información para que estén interconectadas las fuerzas federales y provinciales en una base de datos operable online, en lo que es búsqueda de prófugos, paraderos, y desapariciones forzadas de personas.


Participaron representantes de los ministerios del área de seguridad de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, y La Rioja; quienes firmaron la adhesión SIFCOP, una red de información para que estén interconectadas las fuerzas federales y provinciales en una base de datos operable online, en lo que es búsqueda de prófugos, paraderos, y desapariciones forzadas de personas.


La Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, encabezó ayer la reunión regional del Consejo de Seguridad Interior (CSI) del Noroeste argentino, realizada en la sede del Centro de Coordinación Operativa del “911” de la ciudad de Salta. Estuvo acompañada por los representantes de los ministerios del área de seguridad y los jefes policiales de la región.


“Termina un año de fuerte intercambio, de trabajo y de tejido de redes con los ministros de todas las provincias argentinas, lo que nos permite fortalecer el Consejo de Seguridad Interior, que es la herramienta para abordar los temas de seguridad de manera federal y articulada”, dijo Rodríguez.


La titular nacional de Seguridad consideró al Consejo de Seguridad Interior como “un espacio donde los planteos y los desafíos de cada provincia son sumados a la agenda de trabajo” y subrayó, en ese sentido, que “el Programa Federal para el Fortalecimiento Operativo de las áreas de Seguridad y Salud (PROFEDESS) que estableció el Estado Nacional para que las policías provinciales compren patrulleros y camionetas fue respuesta a un requerimiento que surgió en el Consejo Federal, así como el trabajo en inteligencia criminal y las capacitaciones a personal de las fuerzas provinciales, entre otros”.


Por otra parte, la funcionaria nacional destacó la adhesión de Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero al SIFCOP, “una red de información para que estén interconectadas las fuerzas federales y provinciales en una base de datos operable online en lo que es búsqueda de prófugos, paraderos, y desapariciones forzadas de personas” y al I-2, un software que permite el entrecruzamiento de datos, y estimó que “el fortalecimiento de la inteligencia criminal es uno de los aspectos más importantes para fortalecer para luchar contra el narcotráfico y la narcocriminalidad”.


Además, explicó que durante la jornada se trabajó en lo que hace a participación ciudadana “para fortalecer y establecer canales de participación, en el marco del modelo de seguridad democrática que lleva adelante el estado Nacional, que aborda integralmente la seguridad y busca generar inclusión para fortalecer la seguridad”


Participaron de la reunión el ministro de Seguridad de Salta, Alejandro Cornejo; el ministro de Gobierno y Justicia de Jujuy, Alberto Matuk; el secretario de Estado y Seguridad de Catamarca, Juan Pablo Morales; los secretarios de Seguridad de Santiago del Estero, Marcelo Pato; y de Jujuy, Jorge Zurrueta; y el director promocion bienestar social del Ministerio de Seguridad, Fernando Zack.
Luego de la reunión del Consejo, la ministra visitó los destacamentos de la Policía Federal Argentina y de Gendarmería Nacional de la ciudad de Salta, antes de cenar con el Gobernador local, Juan Manuel Urtubey y los ministros de seguridad de las provincias que participaron del CSI.

Seminario internacional de Seguridad Ciudadana


Esta mañana, la titular de Seguridad inauguró el “Seminario Internacional de Seguridad Ciudadana: Los desafíos para políticas efectivas”, realizado en el Centro de Convenciones de Salta, donde aseguró que “la seguridad en una sociedad implica ideas, posicionamientos políticos, gestión de recursos, paciencia, voluntad de cambio y firmeza en las decisiones”.
La ministra estimó que “el diseño de una política pública de seguridad democrática es un desafío enorme para los Estados, aquí y en otras partes del mundo” y, en ese sentido, destacó que “es importante que se multipliquen estos espacios, donde, saliendo del pensamiento binario, simple y sin profundidad extendido en los medios podamos reflexionar sobre la profundidad y la complejidad de un problema que no puede reducirse a proteger la propiedad privada, ni a justificar a los ladrones en función de su procedencia social”.

Durante la actividad, organizada por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la ministra recordó: “Los años del Terrorismo de Estado propiciados por la Dictadura Militar significaron el peor retroceso en materia de seguridad de la historia de nuestro país, tanto así que la ruptura de lazos entre la ciudadanía y las fuerzas de seguridad muestra claras consecuencias hasta el día de hoy”, estimó.


“A partir del 2003, la construcción de un paradigma de Seguridad Democrática se profundizó con la Ley de Inteligencia Nacional, las políticas de inclusión social, y los reclamos históricos de los organismos de DDHH convertidos en políticas públicas, pero, sobre todo, la condición de posibilidad para diseñar estrategias acordes a esta etapa de nuestra democracia”.
“Hay gestos que tienen la capacidad de sintetizar una época, como la foto del ex presidente Néstor Kirchner dando la orden para bajar el cuadro de Videla”, dijo la ministra y aseguró que “si tuviera que resumir en una frase lo que representa ese gesto sería: la Seguridad no es posible con impunidad”.
En 2010, recordó, nace el ministerio de Seguridad, “ligado a una perspectiva interagencial del problema de la seguridad, pero también entendiendo que no sólo debe ejercer la coordinación y el control del accionar policial sino también dotar de las herramientas necesarias para acotar sus tipos de intervención y para la interacción con esas otras agencias del Estado”, resaltó Rodríguez.


También resaltó herramientas como el Cuerpo de Prevención Barrial, una policía de proximidad que trabaja en los barrios de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, el Consejo de Seguridad Interior, y aseguró que los desafíos tienen que ver con la definición de las formas de participación ciudadana y “dar una discusión sin hipocresías sobre el tema de las drogas, porque “Combatir el narcotráfico” también puede convertirse en una consigna vacía si no la llenamos de los debates que nos adeudamos”.
Para finalizar, sintetizó que estos encuentros sirven para que “dejemos de repetir consignas y las convirtamos en ideas, que terminen convirtiéndose en proyectos audaces pero viables”.


Participó el Secretario Ejecutivo del Consejo de Seguridad Interior, Gonzalo Ruanova, el Director de Desarrollo Institucional de CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, Christian Asinelli, ministros de Seguridad Pública Provinciales, Jefes de Policía Provinciales y expertos nacionales e internacionales