Rodríguez en reunión de ministros de Interior, Seguridad y Justicia de UNASUR

La Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, destacó hoy la importancia del respaldo expresado por los gobiernos de América del Sur a la estrategia de reestructuración de la deuda argentina, afectada recientemente por el fallo de un tribunal estadounidense favorable a reclamos de fondos buitres.


La Ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, destacó hoy la importancia del respaldo expresado por los gobiernos de América del Sur a la estrategia de reestructuración de la deuda argentina, afectada recientemente por el fallo de un tribunal estadounidense favorable a reclamos de fondos buitres.
 
Rodríguez intervino hoy en la “II Reunión de Ministros Interior, Seguridad y Justicia Del Consejo Suramericano En Materia De Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional de la UNASUR”, realizada Montevideo, Uruguay, en la que se acordó el plan de acciones regionales que se desarrollarán a partir del segundo semestre de este año.
 
En su disertación Rodríguez señaló que la Argentina quiere cumplir con sus compromisos de deuda “sin poner en crisis el desarrollo y bienestar de nuestro pueblo”.
 
La titular de la cartera de Seguridad indicó que el modelo de seguridad democrática del gobierno argentino “no puede escindirse del proyecto nacional de inclusión social”.
 
La ministra enfatizó la importancia de la tarea que realiza el equipo del Ministerio de Economía “para defender nuestro modelo de crecimiento con inclusión , nuestra soberanía económica y cumplir con acuerdos y negociaciones que hasta aquí hemos establecido”.
 
La Argentina será sede de un “Taller Regional de Buenas Prácticas para la Prevención y Accionar Contra la Trata de Personas” y del “Seminario de Políticas de Seguridad para la Inclusión Social” al que asistirán delegados de los 12 estados miembros de UNASUR, entre otras iniciativas aprobadas por la organización.
 
Los ministros suscribieron dos documentos que establecen los comunes denominadores de los países de América del Sur en la materia. Por una parte, los estados de UNASUR se comprometieron a promover, desarrollar y sostener “políticas públicas de participación ciudadana en materia de seguridad” y reconocieron los avances alcanzados por los programas nacionales, entre los cuales se destacaron los planes de Participación Comunitaria y los Proyectos Comunitarios para la Prevención del Delito y la Violencia, de la República Argentina, junto a otros similares del resto de los países.
 
“El ‘Compromiso para la Promoción, Desarrollo y Sostenimiento de Políticas Públicas de Participación Ciudadana en Materia de Seguridad’ propuesto por las delegaciones de la Argentina y de Uruguay, es una herramienta indispensable para crear o transformar las condiciones en que se desarrollan las actividades de los individuos o grupos que integran la sociedad, promoviendo la apertura y consolidación de canales de participación de la ciudadanía y fortaleciendo los sistemas democráticos de la región”, dijo Rodríguez..
Además, los ministros aprobaron una declaración propuesta por la delegación venezolana instando a “resguardar la seguridad y la integridad física de los funcionarios de las instituciones responsables de la seguridad ciudadana en el ejercicio de sus funciones” como forma de “coadyuvar en la promoción y protección de los derechos humanos”.
A tal efecto convocaron a al Encuentro Regional sobre el desarrollo de políticas públicas de Seguridad Ciudadana con perspectivas de Derechos Humanos, a realizarse en Caracas, Venezuela, 27 y 28 de agosto.
Rodríguez concluyó su exposición destacando la importancia de la campaña Suramericana de Sensibilización y Concientización del Fenómeno de la Trata de Personas” cuya realización es también responsabilidad de la Argentina y será llevada a cabo por los ministerios de Seguridad y Justicia.
El acta final de la reunión de ministros incorporó una referencia al fallecimiento el 19 de junio de Rodolfo Mattarolo, representante especial de la Secretaría técnica de UNASUR en Haití.
Rodríguez encabezó la delegación nacional integrada también por funcionarios por funcionarios de los ministerios de Relaciones Exteriores y Culto; de Justicia y de la Unidad de Información Financiera (UIF).