Graciela Perrone se despide de la Biblioteca Nacional de Maestros en una tertulia con Pedro Barcia


El destacado académico, investigador y escritor Pedro Luis Barcia propuso un recorrido por la reforma educacional que impulsó Leopoldo Lugones y por sus principales escritos pedagógicos. Lo hizo junto con Graciela Perrone, el 4 de octubre, día en que dejaba su cargo como directora de la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM) tras 25 años.

La tertulia, además de cerrar el ciclo de conmemoración de los 80 años de la muerte de Leopoldo Lugones, fue la última actividad de la que participó Graciela Perrone como directora. Por este motivo, en la apertura, relató brevemente su paso por esta biblioteca especializada, el objetivo de modernizarla y los principales hitos de su gestión a lo largo de distintos gobiernos.

Por su parte, Barcia se refirió al trabajo sostenido y colaborativo realizado entre la BNM y la Academia Nacional de Educación desde 2012, durante su presidencia, y también a su trabajo de investigación y compilación, que lo llevó -durante años- a consultar el Tesoro de la BNM que incluye material bibliográfico desconocido.

Lugones educador

Durante la charla, el investigador y académico recuperó diversos fragmentos que muestran la dedicación de Lugones a la educación, su inserción en el sistema educativo argentino, la impronta que dejó y la actualidad de muchos de los debates que impulsó, como la formación docente, la cuestión del salario o la discusión sobre la educación privada.

Barcia se refirió a su larga colecta para recoger los textos dispersos de Lugones en las más variadas fuentes. Una de las desconsideradas habitualmente por los investigadores, sostuvo, son los libros de registro de inspecciones docentes de los colegios nacionales y escuelas normales, en los que Lugones asentó sus observaciones en calidad de Visitador del Ministerio de Educación.

Gran parte del resultado de la indagación de Barcia en la obra del escritor se plasmó en Lugones y la educación, una publicación digital que comparte los sellos editoriales de la Academia Nacional de Educación y de la BNM a través del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación. En palabras de la exdirectora de la BNM: “la presentación en formato digital facilitará la difusión de estos escritos que pertenecen a la memoria educativa argentina, a la comunidad educativa nacional para que allí se reflexione desde la gesta pasada y se encuentren raíces para renovar frutos en los escenarios tan desafiantes de la escuela que estamos construyendo hoy”.