PFA detiene a ocho colombianos acusados de integrar una banda de "motochorros"

Ocho hombres de nacionalidad colombiana fueron detenidos hoy por la Policía Federal en el barrio porteño de Monserrat, acusados de integrar una banda delictiva que cometía salideras bancarias y que, para escapar, utilizaba motos de alta cilindrada.


 
Ocho hombres de nacionalidad colombiana fueron detenidos hoy por la Policía Federal en el barrio porteño de Monserrat, acusados de integrar una banda delictiva que cometía salideras bancarias y que, para escapar, utilizaba motos de alta cilindrada.
Las detenciones fueron concretadas en la esquina de Solís y la avenida Belgrano, durante un operativo supervisado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.
"Esto fue producto de una investigación que arrancó en abril con otras siete detenciones de colombianos, por lo que ahora la banda está totalmente desbaratada", afirmó el Secretario.
La pesquisa comenzó el 15 de abril de este año cuando un joven de esa nacionalidad, identificado como Juan Escobar Pedraza murió de un balazo cuando intentó asaltar a los ocupantes de un Volkswagen Vento blanco que regresaba de una financiera con dinero.
Ese hecho ocurrió alrededor de las 17, en Yerbal y Calderón de la Barca, del barrio porteño de Villa Luro, donde personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME), alertado por efectivos de la comisaría 40º de la PFA, halló al muchacho en la vía pública, muerto de un disparo en la cabeza.
De acuerdo a la investigación, este joven iba de acompañante en una moto por la autopista Perito Moreno junto a otros dos hombres que se movilizaban en un rodado similar y descendieron por la bajada que se encuentra a esa altura.
En ese momento, el acompañante de la moto intentó romper un vidrio del Vento con un objeto cortopunzante. Adentro del vehículo respondieron con al menos dos disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza de la víctima.
La investigación de la División Robos y Hurtos de la PFA dio como resultado la detención a fines de abril de siete hombres de nacionalidad colombiana, acusados de integrar una banda dedicada a cometer ese tipo de delitos.
Las pesquisas continuaron con escuchas teléfonicas por orden de la jueza de instrucción 42 de la Capital Federal, María Gabriela Lanz.
A raíz de las intervenciones, el personal policial determinó que la organización continuaba operando bajo la misma modalidad delictiva.
El último hecho ocurrió el jueves, cuando una pareja retiró dinero de un banco ubicado en el centro porteño y fue interceptada por delincuentes que le robaron unos 80.000 pesos en el cruce de avenida del Libertador y Ortega y Gasset, en el barrio de Palermo.
"Este desprendimiento de la banda continuaba marcando a personas que salían de financieras o de bancos, les pinchaban las ruedas para luego romper el vidrio del auto y robarles el dinero", aseguró Berni durante una conferencia de prensa.
El secretario de Seguridad dijo los detenidos habían quedado en reunirse para cometer un nuevo delito, por lo que valoró la investigación realizada por la PFA que culminó con estas ocho detenciones.
"Algunos de estos delincuentes ya habían sido atrapados, pero la Justicia los dejó en libertad. Espero que ahora no pase lo mismo y sigan presos", señaló.
Berni precisó que si bien esta banda no utilizaba armas de fuego "todas las semanas" se detienen a "colombianos expertos en este tipo de delitos". (Télam).-