PFA Desbarata Organización de Ladrones de Autos

La Policía Federal Argentina desbarató una poderosa organización de secuestradores asociada a la “banda de los Bora” de ladrones de automóviles de alta gama.


 

La Policía Federal Argentina desbarató una poderosa organización de secuestradores asociada a la “banda de los Bora” de ladrones de automóviles de alta gama.

La División Antisecuestros dependiente de la Superintendencia de Investigaciones Federales detuvo a tres personas en operativos realizados en Buenos Aires, una de ellas el jefe de la banda, mientras que otros dos fueron detenidos en la provincia de Córdoba, donde eran vendidos los vehículos que robaban en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Las diligencias fueron ordenadas por el Juzgado Federal Nº 1 de la Ciudad de Córdoba a cargo del Dr. Bustos Fierro, por ante la Secretaría Penal de la Dra. Navarro.

La banda se dedicaba a robar los autos asaltando a sus propietarios a punta de pistola los que luego eran comercializados en Córdoba, con toda la documentación apócrifa. Para cada operación de venta usaban celulares de los cuáles se deshacían inmediatamente para eludir más eficazmente a los investigadores. Sin embargo, los pesquisas desandaron minuciosamente los dispositivos montados por los delincuentes que finalmente fueron puestos a disposición de la Justicia.

“Los delincuentes detenidos integraban una organización ligada a la banda que realizaba secuestros extorsivos y que fue desbaratada el 13 de julio. La Policía Federal secuestró también armas, documentación falsificada y otra original que había sido robada en abril de un camión del Correo Argentino, y 9 automóviles de alta gama, incluida una camioneta Amarok con solo 240 km que había sido robada dos días atrás”, explicó el Subsecretario de Delitos Complejos, Miguel Robles.

En los allanamientos se secuestró gran cantidad de documentación, títulos apócrifos, muchas de llaves pertenecientes a vehículos de alta gama, una amoladora, herramientas destinadas a la erradicación de numeración registral de chasis y motor.

Además, cincuenta títulos del automotor en blanco, con sus respectivos juegos de cédulas de identificación del automotor totalmente en blanco originales, cincuenta tarjetas SIM (chips telefónicos) de la firma claro con sus correspondientes paquetes sellados, un centenar de cédulas de autorización de manejo o cédulas azul en blanco, sellos de varias seccionales del registro de la propiedad automotor, y funcionarios que expiden documentación personal, numerosos juegos de llaves codificadas.