PFA desbarató una banda dedicada a la sustracción y tráfico de menores de edad


 

La Policía Federal Argentina desarticuló una organización criminal dedicada a la sustracción y venta de menores de edad, y recuperó un bebé de cuatro meses. Personal de la División Delitos contra Menores de la Policía Federal realizó ocho allanamientos en las localidades de Ciudad Oculta, Wilde, Adrogué y José Ingenieros, provincia de Buenos Aires, en los que detuvo a cinco de los imputados en la causa: Ramona Encina Marmolejo, paraguaya, 43 años; Elizabet Edith Zaragoza, alias Alejandra, argentina, 43 años; Roberto Ciro Fiorentino, argentino, 52 años; Micaela Belén Fiorentino, argentina, 18 años; y Clotilde Duarte Britez, paraguaya, 64 años. En los operativos se incautaron teléfonos celulares, fotografías, agendas y documentación. En la causa hay dos imputados prófugos con pedidos de captura internacional.

A partir de escuchas telefónicas, los investigadores policiales establecieron que esta organización que operaba entre Paraguay y Argentina planeaba el secuestro de otro menor en los próximos días.

La modalidad en todos los casos era traer al país a niños con el consentimiento de sus madres y secuestrarlos una vez que se encontraban en Argentina.
La investigación que concluyó con el desbaratamiento de esta banda se inició con una denuncia radicada en Argentina el 3 de noviembre de 2010 por una mujer de nacionalidad paraguaya, a quien le había sido sustraída su hija de dos meses de edad mediante un engaño. 
La mujer, de 19 años, ingresó a la Argentina en septiembre junto a su bebé y un vecino, también paraguayo, que le prometió trabajo en Buenos Aires. Al llegar a la ciudad, la joven fue trasladada por otras tres personas a un consultorio médico y tras un examen físico realizado por una supuesta doctora, se le comunicó que su bebé tenía asma y necesitaba urgente internación. En tanto, la mujer fue reubicada en un domicilio de Ciudad Oculta donde permaneció cautiva por unas semanas.

Con la ayuda de familiares que viven en Buenos Aires, la mujer logró escapar y formular la denuncia ante las autoridades policiales. 
Posteriormente, la joven fue extorsionada telefónicamente por miembros de la organización criminal, lo cual permitió el rastreo de llamadas telefónicas que condujeron a los resultados positivos de la fecha.
La causa tramita ante el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 11, a cargo del Dr. Luis Rodríguez.