Participamos de la reunión de cancilleres de Argentina y Bolivia

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Jorge Faurie, y el Ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, se reunieron en el Palacio San Martín, convocados por compromiso de fortalecer y ratificar la relevancia de la cooperación bilateral entre ambos países. Durante dicho encuentro, los cancilleres junto con funcionarios de diversos ministerios nacionales, realizaron una detallada revisión de los principales tópicos de la agenda internacional y manifestaron sus intereses compartidos.


El ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Jorge Faurie, y el Ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, se reunieron en el Palacio San Martín, convocados por compromiso de fortalecer y ratificar la relevancia de la cooperación bilateral entre ambos países. Durante dicho encuentro, los cancilleres junto con funcionarios de diversos ministerios nacionales, realizaron una detallada revisión de los principales tópicos de la agenda internacional y manifestaron sus intereses compartidos.
 
El Ministerio de Seguridad estuvo representado por el director nacional de Cooperación Regional e Internacional, Gastón Schulmeister, quien destacó la importancia de promover el intercambio de información a fin de continuar avanzando en la lucha contra el delito organizado, así como de llevar a cabo medidas conjuntas que deriven en el incremento de la seguridad en zonas de fronteras. En esta línea, la seguridad ocupó uno de los pilares abordados por los cancilleres en el encuentro, quienes reafirmaron la necesidad de suscripción de un Acuerdo de Fortalecimiento Interinstitucional de Estrategia Operacional para la Cooperación Policial.
 
El director nacional Schulmeister informó que dicho Acuerdo está siendo impulsado desde su área, y se encuentra en avanzadas negociaciones con la contraparte. El mismo busca fortalecer, perfeccionar y optimizar la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, como la Trata de personas, el tráfico ilícito de armas de fuego, y el tráfico ilícito de estupefacientes, entre otros, a través de la coordinación de acciones operativas.