Operación Lagarto Blanco: PSA desarticuló una organización de narcotraficantes e incautó 235 kilos de cocaína

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) desarticuló una organización narco, detuvo a 27 personas y secuestro 235 kilos de cocaína de máxima pureza que provenía de Bolivia, en una investigación que fue supervisada por el Secretario de Seguridad Sergio Berni.


 
La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) desarticuló una organización narco, detuvo a 27 personas y secuestro 235 kilos de cocaína de máxima pureza que provenía de Bolivia, en una investigación que fue supervisada por el Secretario de Seguridad Sergio Berni.
La banda estaba conformada en su mayoría por ciudadanos extranjeros que ingresaban la droga desde Bolivia, luego distribuían una parte en el mercado local y vendían la otra al exterior a través de mulas.
 

 
En una conferencia de prensa brindada esta mañana en la sede ministerial de Azopardo 620, el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, relató que las detenciones se lograron a partir de "una investigación muy profunda" realizada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).
"Hace un año y medio se había detenido en (el Aeropuerto Internacional de) Ezeiza a una señora de nacionalidad extranjera que estaba sacando a manera de mula, droga hacia España", dijo Berni, acerca del modo que las autoridades tomaron el primer contacto con las actividades de la banda.
 
 
 
Desde entonces, los expertos antinarcóticos llevaron adelante diversas tareas de inteligencia, entre las que se cuentan múltiples seguimientos, la intervención de 201 líneas telefónicas y la grabación de 15.000 horas de escuchas telefónicas, y finalmente durante el pasado fin de semana realizaron 30 allanamientos en distintos domicilios del conurbano bonaerense y de Capital Federal.
La pesquisa se extendió por casi dos años debido a las actividades de contrainteligencia que desarrollaban los narcos, que cambiaban permanentemente de líneas telefónicas, de medios de transporte, de lugares de entrega y acopio de la droga y hasta contaban con personal de custodia durante los traslados, dijeron los voceros.
En los procedimientos fueron arrestadas 27 personas, entre las que se encontraba una ciudadana boliviana que operaba como jefa de la rama de la banda en ese país, encargada de ingresar la droga a Argentina; y otros dos hombres de nacionalidad peruana que dirigían la operación de acopio y distribución en Argentina, detallaron.
"La cabeza operaba desde Bolivia y se dedicaba a ingresar cocaína de alta pureza hacia Buenos Aires, y de aquí la mitad ingresaba al circuito local y la otra mitad era exportada hacia el exterior", manifestó Berni, quien añadió que "se pudo descabezar absolutamente la banda".
Además de los detenidos, 13 de nacionalidad boliviana, ocho peruanos, tres dominicanos, dos argentinos y un colombiano, en los allanamientos fueron incautados 235 kilos de cocaína, 10 autos, dos motos y 81 teléfonos celulares con gran cantidad de chips.
También fue hallado un "laboratorio" donde la banda fraccionaba y "estiraba" la droga con elementos como prensas, balanzas, reactivos, éter, acetona y otros precursores químicos.
De acuerdo con la información suministrada por las fuentes, la primera de las ramas de la organización operaba desde Bolivia, donde la jefa y cuatro laderos, uno de ellos argentino, eran los responsables de conseguir la droga y de diagramar su ingreso al país de forma oculta, por ejemplo en dobles fondos de vehículos o disimulada en el cargamento de camiones.
Una vez en Buenos Aires, la cocaína pasaba a manos de la organización que operaba en Argentina, liderada por dos hombres peruanos y con varios distribuidores mayoristas a su cargo.
Éstos entregaban cantidades de entre 20 y 30 kilos a distintos comercializadores de la droga, principalmente un colombiano, un peruano y un boliviano, quienes luego del fraccionamiento y el estiramiento la vendían a distribuidores minoristas.
"Cada nacionalidad tenía su rol, los narcotraficantes de nacionalidad boliviana ingresaban la droga, los de nacionalidad peruana la vendían aquí en el mercado local y los de nacionalidad colombiana eran los que hacían las ventas mayoristas hacia el exterior", explicó Berni, y detalló que "la rama de los peruanos adulteraba la cocaína, más o menos por cada kilo se sacaban tres kilos más".
Todos los detenidos y los elementos secuestrados quedaron a disposición del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 4, a cargo de Ariel Lijo.