Gómez Alcorta participó del Encuentro Regional de la Red de Trabajadorxs de la Internacional de la Educación de América Latina

La ministra participó del panel sobre violencias contra las mujeres, en contexto actual de pandemia. El encuentro convocó a más de 600 asistentes de los países de la región.


Durante su intervención, Gómez Alcorta definió la variedad de tipos de violencias que además de las situaciones extremas también se manifiestan en formas explícitas, implícitas y sutiles. Desde allí, resaltó luego que para reducirlas es necesario trabajar en la promoción de la igualdad, definir un abordaje de las situaciones de violencias de manera integral e interseccional y con un enfoque transversal de las políticas de género.“Las violencias son una manifestación de la estructura política patriarcal que está presente en cada uno de los países. Para definir las líneas de trabajo que aborden este tema hay que correr el eje de la mirada que lo plantea como un problema interpersonal”, expresó.

Luego detalló algunas cifras y registros sobre las causas que generaron llamadas a la Línea 144 de atención, asesoramiento y contención para situaciones de violencia de género a partir de la emergencia sanitaria que fueron mayoritariamente por violencia doméstica y psicológica. “La situación estructural de la violencia se recrudeció con la pandemia. Quedó claro que la casa no es un lugar seguro para muchas mujeres. Detectar tempranamente cada una de las situaciones, antes de llegar a la violencia física es muy importante”, señaló.

Para lograr políticas públicas que contemplen la singularidad de cada situación y permitan fortalecer las capacidades estatales destacó el trabajo en territorio, la articulación de todos los niveles estatales y con la sociedad civil. Al respecto afirmó que “pensamos las políticas públicas en una gestión flexible, escuchando y haciendo parte a todos los actores involucrados en la temática. Es esencial promover espacios participativos que generen aportes valiosos”. Por otra parte, agregó, “la educación cumple un rol central y estratégico en la deconstrucción de prácticas machistas y patriarcales”.

Tras referir a las acciones específicas implementadas para asistir, contener y reducir las situaciones de violencias por motivos de género, desde el aislamiento social, preventivo y obligatorio señaló la necesidad de “fortalecer las redes para modificar las condiciones estructurales que sostienen las violencias. Las redes regionales ayudan a dar esta pelea y son fundamentales para construir una patria grande más justa, igualitaria y, sobre todo, libre de violencias para todas, todos y todes”.

La Red de Trabajadoras de la Educación es una estructura de trabajo conjunto para desarrollar la igualdad de género en los sindicatos de la región latinoamericana. La red es impulsada por el Comité Regional de la Internacional de la Educación América Latina (IEAL) y coordinada por su oficina regional. La Internacional de la Educación (IE), desde su reglamento institucional, establece acciones en torno a la condición de la mujer y crea el Comité sobre la condición de la mujer para brindar información y recomendar estrategias para tratar temas de género a nivel mundial.