Nilda Garré y Mercedes Marcó del Pont en reunión con el Consejo de Seguridad Bancaria


 

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, y la presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, anunciaron esta tarde una nueva directiva de prevención de asaltos y "salideras bancarias" al trasladar del interior de los bancos a las veredas a los policías que custodian las entidades financieras. La medida fue anunciada en una reunión del Consejo de Seguridad Bancaria - integrado por cámaras del sector, gremios y la Policía Federal Argentina- que tuvo lugar hoy en la sede de la cartera de Seguridad. De la reunión participó también la secretaria de Política de Prevención y Relaciones con la Comunidad, Ileana Arduino.

"El policía que se encontraba en la casilla dentro del banco ahora deberá custodiar la puerta de las entidades. Los trabajos de prevención en el interior -como, por ejemplo, sonar la alarma en caso de emergencia- será de ahora en más responsabilidad de personal administrativo o de seguridad privada de los bancos", explicó la ministra Garré.

 

El representante de la Asociación Bancaria, Eduardo Berrozpe, manifestó su acuerdo con la medida: "queremos policías en la vereda, bien descansados y remunerados, la seguridad en bancos debe ser pública".

"La opinión de la policía y de los sindicatos en esta materia es muy favorable, ya que se ha probado que arroja los mejores resultados", explicó la ministra.

La medida recibió el apoyo de todos los representantes de la actividad bancaria del país reunidos en el Ministerio de Seguridad, quienes además requirieron que los servicios policiales se extiendan durante a toda la jornada, desde el ingreso de los empleados hasta el horario de cierre del tesoro y la reposición de cajeros automáticos.

"Este tipo de medidas busca el perfeccionamiento de la Ley de Seguridad Bancaria aprobada el año pasado. Algunas entidades han cumplido con los plazos para introducir las correcciones en optros hay demoras, necesitamos más agilidad para evitar casos de delitos en los bancos", explicó Marcó del Pont.

Los asistentes a la reunión requirieron la intervención del ministerio para conjurar los problemas generados por la obstaculización de los accesos de transportes de caudales y, sobre todo, por la prohibición de circular en calles peatonales de las provincias. Las cámaras empresariales se comprometieron a elevar al Ministerio un listado de las sucursales que padecen este tipo de problemas.

"Los camiones de caudales no pueden estacionar a una cuadra de los bancos; eso atenta contra la seguridad de lo transportado. Vamos a contactar a los gobiernos provinciales para revertir estas situaciones", concluyó la ministra de la cartera de Seguridad.

A la reunión del Consejo de Seguridad Bancaria asistieron representantes de las asociaciones Bancaria, de Bancos de la Argentina, de Bancos de Buenos Aires, de Bancos Públicos y Privados, de la Banca Especializada, Federación de Trabajadores Camioneros, Cámara de Empresas Transportadoras de Caudales, Registro Nacional de Armas; Banco Central y Policía Federal.

Algunos de los asistentes solicitaron al Ministerio que imparta capacitación para el personal propio que deberá trabajar en el interior de los bancos, para perfeccionar la interacción con el personal policial que se encontrará en el exterior de la entidad.

El gerente general del BCRA, Benigno Vélez enfatizó la necesidad de evitar los estacionamientos de motos y autos así como la instalación de vendedores ambulantes en las veredas de los bancos. La ministra Garré destacó que estas irregularidades serán ordenadas también pro al presencia policial en la vía pública.