Nilda Garré en reunión de altos mandos de la Gendarmería Nacional


 

La Ministra de Seguridad, Nilda Garré, expuso los lineamientos de política de su gestión hoy en el cierre de la reunión de altos mandos de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), en el edificio "Centinela". En su discurso, Garré afirmó que "el escenario actual es sin duda uno de los más complejos en los que haya debido cumplir sus funciones la Gendarmería. Actividades como el terrorismo, el narcotráfico, la trata de personas y el contrabando de armas han proyectado el problema del control de las fronteras nacionales a un lugar de preponderancia".

 

La ministra destacó la labor de los gendarmes en la conjura del delito en 2010 con el secuestro de 2.300 kilos de cocaína, 52 toneladas de marihuana, 51 toneladas de hojas de coca y 1.200 litros de precursores químicos.

Garré anunció también que este jueves asistirá a la inauguración de la Jefatura de Región IV para atender los desafíos de la seguridad pública en la zona del noroeste del país (Jujuy, Salta, Santiago del Estero y Tucumán).

"La seguridad ciudadana se ha vuelto una prioridad improrrogable. El Operativo Centinela adquirió una envergadura sin precedentes, y con él han aumentado las responsabilidades que la Gendarmería tiene en la preservación de la vida, la propiedad, la libertad y la seguridad de las personas", destacó la titular de la cartera de Seguridad.

Desde su puesta en marcha el 1° de enero de 2011, en el marco del Operativo Centinela la Gendarmería realizó más de 24.000 procedimientos policiales y secuestró 720 vehículos, ampliando los servicios de protección civil en el conurbano bonaerense.

La ministra también anunció que dará especial énfasis a la profesionalización de la fuerza a través del equipamiento y la capacitación permanente de sus cuadros técnicos y directivos.

"La tecnología debe estar al servicio de objetivos claros y definidos, así podremos estar a la altura de estos tiempos. Con relación a la protección de las fronteras, apuntamos a actualizar la tecnología para los controles limítrofes y a trabajar en conjunto con los países lindantes para desarrollar estrategias binacionales para el cuidado de las fronteras comunes", señaló la ministra.

En materia operativa, Garré sostuvo que la seguridad ciudadana no sólo se garantiza con medidas represivas de corte policial. "Atacar el problema de la inseguridad implica también desarrollar iniciativas en el campo de la educación, del trabajo y, fundamentalmente, de la redistribución de la riqueza socialmente generada".

La ministra estuvo acompañada por los secretarios de Seguridad Operativa, Cristina Caamaño, y de Planeamiento Estratégico, Gustavo Sibilla y por los comandantes generales Héctor Schenone y Juan Sainz, director y subdirector de la GNA.

Finalmente, la titular de la cartera de Seguridad instó a los gendarmes a profundizar los principios éticos derivados de la Constitución Nacional para fortalecer el prestigio de esta fuerza de seguridad en la sociedad.