Jornada de capacitación con canes en la búsqueda de sustancias ilícitas

La Dirección Nacional de Cinotecnia dependiente de la Subsecretaria de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial llevó a cabo una jornada de capacitación teórico-práctica en Operatividad con Canes, en la Búsqueda de Sustancias ilícitas. En la misma participaron 50 guías y 19 canes de las cuatro Fuerzas Federales, Servicio Penitenciario Federal, Policía de la Cuidad y las Policías Provinciales de Buenos Aires y Santa Fe.


La Dirección Nacional de Cinotecnia dependiente de la Subsecretaria de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial llevó a cabo una jornada de capacitación teórico-práctica en Operatividad con Canes, en la Búsqueda de Sustancias ilícitas. En la misma participaron 50 guías y 19 canes de las cuatro Fuerzas Federales, Servicio Penitenciario Federal, Policía de la Cuidad y las Policías Provinciales de Buenos Aires y Santa Fe.

El objetivo consistió en impulsar criterios y técnicas comunes de trabajo para los guías, operando en forma integrada y coordinada entre las distintas Fuerzas, para lograr acciones eficaces en el trabajo con canes para la lucha contra el narcotráfico.

En el primer encuentro la actividad se centró en la exposición de contenidos teóricos; en una primera instancia, los participantes recibieron por parte de Mario Pintos, ingeniero químico de Aduana Argentina, una capacitación sobre drogas tradicionales, precursores químicos, drogas de diseño y nuevas sustancias psicoactivas. Por otra parte, los guías fueron ilustrados sobre el modus operandi y metodologías de ocultamiento para el tráfico de sustancias ilícitas.

Los participantes, también, debieron resolver una búsqueda en el exterior de vehículos, y ejercicios prácticos de búsqueda punto a punto en equipajes.

Durante la tercera jornada las prácticas se centraron en la búsqueda en recintos cerrados, en donde los canes debían confirmar o descartar la existencia de narcóticos en un paquete a la vista. En los trabajos en exteriores, se planteó una búsqueda punto a punto en una extensión de cien metros, con el agregado de distractores. Una vez finalizada esta actividad, los equipos cinotécnicos debieron revisar un área demarcada al aire libre; en este caso, la metodología de ocultamiento, fue sustancia enterrada.

Los ejercicios del último encuentro, volvieron a centrarse en interiores, en este caso con ocultamientos en altura; posteriormente las tareas se realizaron en el interior de vehículos.