Incautamos mil plantas de marihuana en Córdoba

Los cañaverales servían para ocultar la plantación y el procesamiento de la droga. El lugar estaba rodeado de cortinas que generaban las condiciones climáticas para el cultivo. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, incautó cerca de mil plantas en la localidad cordobesa de El Quebrachal, consecuencia del trabajo conjunto entre la Policía Federal Argentina (PFA) y la Policía de Córdoba que derivó además en la detención de tres hombres involucrados.


Los cañaverales servían para ocultar la plantación y el procesamiento de la droga. El lugar estaba rodeado de cortinas que generaban las condiciones climáticas para el cultivo. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, incautó cerca de mil plantas en la localidad cordobesa de El Quebrachal, consecuencia del trabajo conjunto entre la Policía Federal Argentina (PFA) y la Policía de Córdoba que derivó además en la detención de tres hombres involucrados.

“Este procedimiento fue posible gracias al esfuerzo articulado entre las fuerzas federales y las policías provinciales y locales”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Y agregó: “El compromiso que asumimos de trabajar junto a las autoridades judiciales y las fuerzas de todo el país nos permite llevarles tranquilidad y seguridad a los argentinos”.

El operativo “Narco jardín” se desarrolló siguiendo los estándares establecidos en el programa “Argentina sin Narcotráfico”, que promueve el Ministerio de Seguridad en todo el país. Asimismo, la secretaría de Seguridad Interior que encabeza Gerardo Milman se encargó de la coordinación entre los funcionarios nacionales y distritales.

La advertencia de un vecino alertó a los efectivos cordobeses que patrullaban la zona. Según la denuncia, dos sospechosos que eran perseguidos por la Policía se ocultaron en una vivienda precaria. A partir de ello,se montó una vigilancia discreta en el lugar y se comprobó la existencia de una plantación de marihuana.

Tras la detención de los tres hombres que se escondían allí, de 21, 25 y 26 años, el Juzgado Federal N° 2 de Córdoba que dirige Alejandro Sánchez Freytes, por ante la secretaria Josefina González Nuñez, dispuso la intervención del personal de la brigada de la Policía Federal Argentina, institución que comanda Néstor Roncaglia.

Los uniformados secuestraron cerca de 1000 plantas de marihuana que ocupaban dos hectáreas, acondicionadas con un sistema de ventilación y riego. En medio de la plantación había una carpa donde se montaban guardias. En el casco de la finca se hallaron herramientas necesarias para llevar a cabo el procesamiento de las hojas y semillas, como así también las etapas de la picadura de marihuana (secado, picado y almacenamiento).

Asimismo, se decomisaron bidones con precursores químicos, estufas, equipos de aire acondicionado, agendas telefónicas y celulares. En base a ellos, se instruyó a la Policía Federal a profundizar la investigación. El objetivo: estudiar las posibles conexiones y dar con todos los responsables.