Gendarmería desarticuló búnker narco y detuvo a 20 personas en Rosario

La Gendarmería Nacional desarticuló hoy una banda que operaba un búnker narco en el barrio Ludueña y detuvo a 20 personas, entre ellas un hombre que realizaba la comercialización al menudeo y el custodio que se encontraba oculto dentro de un auto abandonado.


La Gendarmería Nacional desarticuló hoy una banda que operaba un búnker narco en el barrio Ludueña y detuvo a 20 personas, entre ellas un hombre que realizaba la comercialización al menudeo y el custodio que se encontraba oculto dentro de un auto abandonado.
 
En la operación realizada por tres grupos tácticos de la fuerza federal dependiente del Secretario de Seguridad, Sergio Berni, se incautó cocaína y marihuana listas para su comercialización.
Los allanamientos, dos en total, ordenados por el juez Federal Carlos Vera Barros, fiscalía del Dr. De Giovani, fueron resultado de una investigación realizada por la propia Gendarmería durante el mes pasado.
 
“Hoy allanamos el búnker instalado para captar la demanda que había quedado desabastecida por el cierre de las instalaciones desarticuladas este fin de semana. La oportuna intervención del juez Vera Barros, autorizándonos los allanamientos, arrojó resultados nuevamente gracias al efecto sorpresa que logra la intervención profesional de la Gendarmería”, dijo Berni, quien supervisó el procedimiento en directo desde Buenos Aires a través del sistema de comunicaciones unificado instalado en Rosario.
 
El ingreso al búnker fue realizado en escasos segundos por dos equipos en simultáneo, uno a nivel del suelo y otro por un primer piso al que se accedió por una escalera desde la calle.
“La puerta de ingreso al búnker estaba sellada por una puerta de hierro de 20 cm de espesor. Los efectivos de Gendarmería tuvieron que ingresar por un ventiluz del primer piso, a tal efecto se montó una escalera por el balcón, desde ahí se rompió la pared sobre una ventana para ingresar desde arriba”, señaló el Secretario de Seguridad.
 
El procedimiento fue llevado a cabo por tres equipos de irrupción de la GNA con un total de 60 efectivos.