Garré y Alak en destrucción de armas inoperativas y obsoletas

Los ministros de Seguridad, Nilda Garré, y de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, supervisaron hoy la destrucción  de 6710 armas de fuego inoperativas y obsoletas de Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval en el marco del programa  de desarme civil para prevenir la violencia.


Los ministros de Seguridad, Nilda Garré, y de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, supervisaron hoy la destrucción  de 6710 armas de fuego inoperativas y obsoletas de Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional y Prefectura Naval en el marco del programa  de desarme civil para prevenir la violencia.

Estas armas que estaban en arsenales de las fuerzas de seguridad federales, fueron trituradas en un dispositivo industrial en el que el hierro resultante será fundido para hacer chapas para techos y otros elementos para la construcción de viviendas.
 
 
 
La actividad se desarrolló en la planta de la empresa Scrap de la localidad bonaerense de Campana.
El procedimiento de registro e inventario de estas armas fue supervisado también por la directora del Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC) de la ONU, Melanie Regimbal, y el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Argentina y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Martín Santiago.
Ambos funcionarios internacionales inaugurarán mañana junto a Garré un moderno depósito central de armas incautadas por la justicia y que antes se guardaban en las comisarías.
"Por primera vez las fuerzas de seguridad federales destruyen armas que estaban en desuso en el marco de un convenio entre el ministerio a su cargo y las Naciones Unidas, organismo que durante todo el año pasado realizó inspecciones de diversos depósitos de armas de las cuatro fuerzas ", señaló la ministra Garré.
Por su parte, Alak lo consideró como “un hecho histórico y un acto noble que se hayan destruido las armas, además de un buen ejemplo para las fuerzas de seguridad provinciales y el Poder Judicial".
"Nuestro rol en la sociedad que hemos tenido con el ministerio de Seguridad y con el RENAR ha sido un monitoreo de la destrucción de armas, asegurando la transparencia del caso y agradecemos la colaboración de ambos organismos nacionales”, indicó Reginal.
Acompañaron a los ministros Garré y Alak el Director Nacional del Registro Nacional de Armas (Renar), Matias Molle, y funcionarios de la cartera de Seguridad: el subsecretario de Articulación Legislativa, Gustavo Sibilla, el Director Nacional de Proyectos, Evaluación de Normas y Cooperación Legislativa, Juan López Chorne, Prefecto Nacional Naval Luis Alberto Heiler, el subdirector nacional de Gendarmería, comandante general Carlos Pereyra,  el Superintendente de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal Argentina, Comisario General Héctor Mario Félix De Vargas y el director general de planificación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Luciano Anzelini.