Fuerzas Federales desarticulan red internacional de trabajo esclavo

La Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Gendarmería Nacional desbarataron el miércoles 12 de junio una red internacional de explotación laboral y lavado de dinero integrada por ciudadanos colombianos, tras más de 70 allanamientos simultáneos que realizaron acompañados por funcionarios de la AFIP y Migraciones, en varias provincias de país.


La Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Gendarmería Nacional desbarataron el miércoles 12 de junio  una red internacional de explotación laboral y lavado de dinero integrada por ciudadanos colombianos, tras más de 70 allanamientos simultáneos que realizaron acompañados por funcionarios de la AFIP y Migraciones, en varias provincias de país.
 
Los operativos coordinados por el Ministerio de Seguridad de la Nación permitieron rescatar a más de 200 trabajadores esclavos colombianos y detener a 27 personas de la misma nacionalidad, entre ellas uno de los principales miembros de la banda, apodado “el contador”.
 
El jefe de la red criminal, otro ciudadano colombiano, posee pedido de captura internacional.
 
Esta organización reclutaba a sus compatriotas de muy bajos recursos, quienes ingresaban como presuntos turistas a nuestro país a través de la provincia de Córdoba.
 
Estas personas eran sometidas a condiciones de vida indignas, sin cobrar por su trabajo forzado hasta que no devolvieran el importe de los pasajes aéreos que les habían otorgado para llegar a nuestro país.
Para obligarlos a saldar esta supuesta deuda, las víctimas eran llevadas a trabajar en talleres clandestinos de fabricación de canastos y muebles económicos en las provincias de Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Tucumán, Buenos Aires, Salta, Jujuy, Río Negro, San Juan y Chaco.
 
La investigación se inició en 2011 y fue asignada por el fiscal federal Enrique José Senestrari, titular de la Fiscalía Federal Nro. 1 de la ciudad de Córdoba, a raíz del crecimiento de ingresos al país de ciudadanos colombianos que manifestaban ser artesanos y tener domicilios similares.
 
De este modo se intensificaron los controles en las llegadas de los vuelos internacionales a la ciudad de Córdoba para identificar el ingreso de ciudadanos colombianos y poder realizar tareas investigativas sobre los domicilios declarados. También se realizaron escuchas telefónicas y seguimientos discretos en varias provincias.
 
En los allanamientos, las fuerzas de seguridad secuestraron muebles, herramientas y documentación de interés para la causa, dinero argentino y colombiano.
 
Participaron de los operativos, personal de Migraciones, la AFIP, y profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del  Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.