Fortalecer la seguridad interna a través de la cooperación internacional

GASTÓN SCHULMEISTER - Director Nacional de Cooperación Regional e Internacional de la Seguridad


GASTÓN SCHULMEISTER - Director Nacional de Cooperación Regional e Internacional de la Seguridad

Según estimaciones de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el comercio ilegal del crimen organizado genera ganancias anuales por más de 2 billones de dólares, equivalente al 3,6% del PBI mundial, o cuatro veces el PBI de la República Argentina.

Esta vertiginosa transnacionalización de las organizaciones y prácticas delictivas, exige esfuerzos de coordinación conjuntos entre los países para hacer frente al narcotráfico; la trata de personas; el tráfico de armas; el lavado de activos —entre otros delitos que atraviesan fronteras—, generando ganancias para los criminales y costos para la ciudadanía.

El Ministerio de Seguridad de la Nación —a través de su Dirección Nacional de Cooperación Regional e Internacional de la Seguridad— ha asumido la responsabilidad de recomponer la relación de la Argentina con el mundo también en el ámbito de la seguridad, recogiendo la prioridad que el Presidente Mauricio Macri ha dado a la lucha contra la criminalidad organizada y en especial al narcotráfico.

Ante este cometido, a lo largo de estos primeros meses de gestión venimos impulsando activamente la formulación de políticas de cooperación con terceros países e instancias bilaterales y multilaterales, tanto a nivel regional como internacional. De esta forma, hemos logrado entablar un diálogo sincero y constructivo con altas autoridades en materia de seguridad, para trabajar en agendas comunes en la lucha contra la criminalidad organizada.

A través de la suscripción de acuerdos y compromisos con los principales países de todas las regiones hemos logrado promover la transferencia de conocimientos y tecnología; capacitar al personal civil y policial; intercambiar información; y realizar operaciones conjuntas para hacer frente a retos comunes. De igual modo, hemos impulsado y comprometido la participación del país en proyectos de asistencia técnica con organismos internacionales especializados, a fin de optimizar las capacidades del sistema de seguridad interna en sus múltiples dimensiones.

Se trata de un trabajo que implica no sólo una coordinación transversal con diversas áreas del Ministerio de Seguridad, sino también con otras carteras ministeriales y agencias del Estado a nivel nacional y provincial. Porque sabemos que allí donde el Estado es débil, se fortalecen los mercados ilícitos. Porque estamos convencidos de que sólo aunando sinergias y compartiendo recursos, con un verdadero enfoque federal, podemos desbaratar las cadenas vinculadas al narcotráfico, evitar el desvío de precursores y enfrentar otros delitos conexos.

Aún quedan muchos desafíos por delante, pero existe voluntad y compromiso para renovar lazos de cooperación y entendimiento recíproco con el mundo para mejorar la seguridad y la calidad de vida de todos los argentinos.