El respeto por la diversidad nuestra mejor arma de acción

MARA PÉREZ REYNOSO - Titular del Área de Diversidad y No Discriminación


MARA PÉREZ REYNOSO - Titular del Área de Diversidad y No Discriminación

Asumimos con una firme convicción de cuidar a quienes nos cuidan, y es desde allí donde empezamos a construir este camino. Con un fuerte sentido del respeto por los Derechos Humanos es que este Ministerio de Seguridad creó un área que no existía en ninguna parte del mundo y, nada más y nada menos que a cargo de una mujer trans.
 
Cuidar a quienes nos cuidan, cierra un circulo virtuoso extraordinario que se provee de ideas inmersas en el respeto, el profesionalismo y en reforzar aún más a las instituciones para lograr la excelencia en todas sus tareas y funciones.

Compartimos la visión de entender la seguridad como un derecho humano y, en consecuencia, como un gran equipo empezamos a construirla y desarrollarla, pero desde nuestra área de Diversidad y No Discriminación teníamos, aun sin que ésta estuviera formalmente constituida, una gran deuda.

Lejos de olvidarnos, nos ordenamos para dejar un mensaje claro a las fuerzas Policiales y de Seguridad federales y a la ciudadanía toda; y con ello garantizar derechos, porque si nuestras FF.PP y FF.SS carecen de los principios de respeto a las normas básicas de diversidad y pluralismo, pilares de una sociedad democrática y equitativa, difícilmente puedan ser un instrumento útil para la garantía de los derechos de la ciudadanía.

Nuestro primer gran desafío fue entender que un hecho discriminatorio no podía volver a suceder más con un integrante de nuestras fuerzas, es desde adentro que ejemplificamos para con el afuera. Por ello que entendiendo las capacidades y la amplia formación, y sobre las injustas, dañinas y mal intencionadas medidas que habían sido tomadas casi 9 años atrás, nuestro pilar más sólidos, el respeto, halla lugar en la restitución a la institución de la que formara parte Analia Pasantino, y así logramos poseer por primera vez en la historia de nuestro país una Subcomisario trans en la Policía Federal Argentina.
 
Nuestra primera acción establece y deja bien marcado nuestro horizonte y el de la gestión, luego de establecer una base sólida en valores, convicción y respeto, estábamos preparados para seguir. Y seguimos, ejerciendo nuestro segundo pilar estructural, saber escuchar a los miembros de nuestras fuerzas, para ello desarrollamos un programa de sensibilización, que además de tener como meta formarlos en temas sensibles a las cuestiones de diversidad, tiene la intención de conocer cara a cara a nuestros uniformados en todo el país.

Porque ser verdaderamente federales significaba tomar el compromiso de conocerlos, de ver, observar, escuchar sus experiencias y  reclamos a lo largo y ancho de nuestra Argentina, de contestar muchas preguntas que no se contestaban y es por ello que al día de hoy llevamos visitando más de 11 provincias del país y en cada una de ellas a las cuatros fuerzas, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria.
 
Escuchando aprendimos y logramos establecer mejores soluciones para definir políticas más integrales y precisas. En simultáneo con cada uno de nuestros viajes, logramos ampliar los principios de la resolución 1181/11 y su modificatoria 68/17, para garantizar aún más según estándares internacionales, los derechos de quienes integran las fuerzas federales. 
 
Logramos también con nuestro equipo de Diversidad y No Discriminación conformar mesas de trabajo efectivas con los Centros Integrales de Genero integradas por miembros representantes de cada una de las cuatro instituciones policiales y de seguridad, así mismo, con otras áreas de funciones específicas de las fuerzas, y con áreas de nuestro Ministerio y desde éstas, trabajar arduamente para la generación de medidas y resoluciones que garanticen el mejor proceder de las fuerzas a la hora de, por ejemplo los registros o detenciones para personas del colectivo LGBT como así también de resoluciones venideras como el ingreso a las fuerzas, o de temáticas que abordan la discapacidad, religión, VIH-SIDA y pueblos originarios al igual que todas aquellas circunstancias que nos vinculen a un acto de discriminación al que debamos responder.
 
Es nuestro deber, nuestra responsabilidad, y la asumimos con gran compromiso y orgullo. Sabemos que aún falta y estamos abiertos a escuchar para enriquecernos aún más y ser tan sólidos y eficientes como lo venimos intentando hacer, para dejar muy en claro que todos juntos construimos la diversidad.