El Ministerio de Seguridad inauguró el seminario internacional contra el lavado de activos


El Ministerio de Seguridad de la Nación e Interpol inauguraron el Seminario de Investigación Patrimonial y Lavado de Activos destinado para los investigadores policiales de toda América, con el apoyo estratégico del Proyecto GAFILAT (Grupo de Acción Financiera Latinoamericana) y de la Unión Europea.
El programa se propone capacitar a los efectivos policiales de la región que trabajan contra el lavado de activos proveniente del tráfico de armas, la trata de personas y el narcotráfico, entre otras actividades ilícitas propias de las organizaciones criminales.

 


Participaron de la apertura el Secretario de Seguridad de la Nación y vocal por las Américas de Interpol, Sergio Berni; el vicecanciller Eduardo Zuain; el jefe la Oficina Regional de Interpol, Rafael Peña; el jefe de la Oficina Central de Interpol, Mario Ferreiro; y el Director Nacional de Cooperación Regional e Internacional del Ministerio de Seguridad, Diego Llumá.
En su presentación, el secretario instó a darle un duro golpe a estas organizaciones criminales atacando a su órgano más sensible “que es, como decía el General Perón, el bolsillo”.
“Estamos haciendo un gran esfuerzo para llevar adelante la capacitación de agentes de más de 20 países de América Latina en un tema tan delicado como el lavado de dinero”, aseguró Berni.
“Somos conscientes de que las organizaciones trasnacionales, además de generar hechos de violencia, tienen una logística muy importante para el blanqueamiento de los tremendos dividendos que generan sus actividades ilícitas”, agregó el secretario.
El curso se desarrollará durante dos semanas en la Oficina Regional de Interpol en Buenos Aires  y cuenta con un plan intensivo de estudios y evaluaciones que permitirán estandarizar los conocimientos y las competencias de la investigación patrimonial y el lavado de activos en toda la región.  
“Esta capacitación hará que la pelea contra las organizaciones trasnacionales sea más equilibrada, ya que apuntamos a actuar contra lo que más les duele: la captura del dinero mal habido”, concluyó Berni.