Desarticulan banda de secuestradores virtuales en Mataderos

Siete personas de la comunidad gitana fueron detenidas en el barrio porteño de Mataderos, acusadas de integrar una banda que realizaba secuestros virtuales y que, luego, compraba vehículos de alta gama para blanquear el dinero, informaron hoy fuentes policiales. 


 
Siete personas de la comunidad gitana fueron detenidas en el barrio porteño de Mataderos, acusadas de integrar una banda que realizaba secuestros virtuales y que, luego, compraba vehículos de alta gama para blanquear el dinero, informaron hoy fuentes policiales. 
 
 
Luego de tres meses de escuchas telefónicas y otras tareas de inteligencia, personal de PFA llevó a cabo cinco allanamientos en distintos domicilios particulares de Mataderos y aprehendió a un total de 13 personas, de las cuales siete permanecen detenidas y a disposición de la Justicia. 

Se trata de cuatro hombres y tres mujeres, todos argentinos a excepción de uno de ellos de nacionalidad paraguaya y miembros de la comunidad gitana local, a quienes se les secuestró dinero en efectivo y joyas presuntamente producto de la actividad. 
 
Según relató esta mañana el secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, en una conferencia de prensa brindada en la sede de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, los delincuentes realizaban llamadas "con mucho realismo y con mucha violencia". 
 
"El dinero que obtenían se invertía en vehículos de alta gama", reveló Berni, en referencia a la manera en que blanqueaban el efectivo producto de los ilícitos.
 
En ese sentido, en los allanamientos fueron secuestrados 11 vehículos 0 kilómetro, entre los que se encontraban cuatro camionetas 4x4, un auto BMW, un auto Mercedes Benz, un Volkswagen Vento y un Volkswagen Bora. 
 
El secretario de Seguridad explicó que el modus operandi de la banda consistía en "la típica llamada diciendo que un pariente había tenido un accidente", a partir de la cual los delincuentes "corroboran si los datos de la persona a la que le quieren hacer este tipo de secuestro virtual son los correctos". 
 
"Una vez que tienen asegurado que los datos son los correctos, dicen que tienen secuestrado a un familiar y toda la teatralización de cómo van realizando la conversación le genera una gran angustia al damnificado", dijo Berni, y agregó que en esa situación la víctima "reacciona en forma rápida para poder entregar el dinero" del supuesto rescate. 
 
El funcionario nacional detalló que los falsos secuestradores tomaban "pequeñas sumas de dinero" en cada hecho y que estos se hacían "a altas horas de la noche": "Por lo general lo hacen viernes, sábado y domingo, cuando los hijos salen a la noche". 
De acuerdo con lo investigado, las mujeres ejercían un rol fundamental en la estructura de la banda porque "simulaban las voces de las supuestas secuestradas". 
 
Para finalizar, Berni destacó que la Policía Federal tiene un "grupo de gente preparada, especialmente entrenada las 24 horas del día para resolver este tipo de delito", que cuenta con "un importante banco de voces" recopiladas en las distintas investigaciones. 
 
Por esta razón, aseguró que "es importante" que cuando los damnificados reciban un llamada de este tipo "se comuniquen al 911". (Télam)