Camino a la Transparencia - Damián Arabia


DAMIÁN ARABIA - Director de Ejecución de Pruebas de Integridad

El 10 de diciembre de 2015 el Presidente de la Nación aseguró, entre sus objetivos prioritarios, derrotar el narcotráfico en la Argentina. Este desafío nacional se encuentra canalizado a través del Ministerio de Seguridad de la Nación, órgano superior del Poder Ejecutivo en lo concerniente a la seguridad de los ciudadanos, cuya misión primordial es la de garantizar la seguridad interior, preservando con ello la vida de todos los habitantes de nuestro país. A propósito de ello, la Ministra Patricia Bullrich se ha comprometido a encabezar la compleja tarea que implica no sólo la lucha contra el narcotráfico sino contra cualquier otra forma de crimen organizado y delincuencia común.

Enmarcada dentro de los lineamientos presidenciales y como parte integral del Ministerio de Seguridad, la Dirección de Ejecución de Pruebas de Integridad, tiene como propósito capital proceder a la auditoría externa integral del personal perteneciente a las Fuerzas Policiales y de Seguridad. A fin de contribuir con esta tarea, desde la Dirección, se plantearon dos grandes líneas de acción, que se han plasmado en políticas públicas sólidas y consensuadas con el equipo de trabajo. El primer lineamiento, implementar procedimientos de reingeniería institucional, se complementa con la evaluación de la conducta e integridad del personal de las Fuerzas Policiales y de Seguridad dependientes del Ministerio de Seguridad.
 
La primera medida responde a la necesidad de adecuar las actividades del área a sus nuevas funciones. Lo cual trasluce por un lado el nivel de compromiso y convicción con el que encaramos este nuevo proceso, pero fundamentalmente reconoce las necesidades de adaptar aquellas acciones que nos han sido asignadas, traspasando funciones a nuevas áreas de su competencia y adquiriendo otras que son fundamentales para encarar el cambio que nos hemos propuesto. 

En función del primer lineamiento hemos avanzado con miras a representar lo más fielmente posible la nueva estructura organizacional del Ministerio de Seguridad. Así la Resolución N° 68/2016 inicia el traspaso de la coordinación del Plan de Trabajo para Reducir la Presencia de Registros de Personas de Identidad Desconocida Promoviendo su Identificación (Resolución N° 470/2015) únicamente a la Unidad de Búsqueda de Personas. Una vez concluida la transferencia comenzó el proceso de capacitación para su correcta implementación. La Resolución N° 67/2016, por su parte, asigna la coordinación de las actividades de los Centros Integrales de Género –creados por Resolución 1021/16- y la elaboración del registro de casos al área correspondiente en virtud de una mejor distribución de las tareas. Del mismo modo se elaboró la Resolución N° 73/2016 que traslada las funciones en materia de violencia intrafamiliar en razón de unificar las mismas, lo cual ha generado una mejora visible de la gestión pública diaria. 

Por su parte el Equipo Especial de Asistencia Judicial -GEAJ- encuentra su reestructuración en la Resolución N° 274/2016, la misma asigna a esta Dirección la coordinación y funcionamiento del Grupo, desarrolla un nuevo protocolo, bajo el cual se realiza el seguimiento y coordinación de las medidas judiciales solicitadas en el marco del mismo grupo. En relación a este punto hemos realizado el seguimiento de 115 casos a la fecha. 

Respecto al segundo lineamiento, hemos avanzado en cuestiones que, a nuestro entender, son prioritarias en lo que hace al fortalecimiento de la gestión para la generación de una mayor transparencia al interior de las Fuerzas Policiales y de Seguridad.

Una de las políticas públicas que garantizan la integridad de las Fuerzas, se plasma en la Resolución N° 190/2016. La misma implementa un sistema de presentación de declaraciones juradas patrimoniales sobre el personal de las cuatro Fuerzas que tiene como objetivo cardinal el logro de un sistema de rendición de cuentas, supervisión efectiva e integridad transparente de las mismas. Se cree vehementemente en que la confianza y la fe del ciudadano en las Fuerzas Policiales y de Seguridad pueden mejorarse, y creemos que este tipo de iniciativa nos lleva por ese camino. La normativa se complementa con la creación de una plataforma web que permite el registro de manera sencilla pero por sobre todo segura y personal. Este sistema permite obtener la información a tiempo real de todo el personal que haya completado sus declaraciones patrimoniales. Asimismo se han realizado capacitaciones en las dependencias de recursos humanos de las cuatro Fuerzas como medida previa a la implementación del sistema de manera masiva. 

Igualmente, desde el comienzo de la gestión, nos encontramos trabajando en una política integral de control de conducta hacia las Fuerzas, con el objetivo de evaluar la integridad del personal que las componen. La misma se basa en el diseño, puesta en marcha y evaluación de distintos mecanismos de control, a saber: análisis de antecedentes, pruebas toxicológicas, pruebas psicológicas y análisis socio-ambiental. Para ello, se conformó un Equipo de Ejecución de Pruebas de Integridad (EEPI), el cual estará compuesto por distintas unidades para la toma de las evaluaciones que se realicen en las distintas dependencias de las Fuerzas del Ministerio de Seguridad de la Nación con el objetivo de evaluar la Integridad del personal.

Con respecto a los compromisos internacionales asumidos por esta Dirección, hemos elaborado un cuestionario conjuntamente con la delegación Colombia en el marco de la UNASUR a fin de relevar las políticas públicas existentes en los diferentes países para controlar al personal de las Fuerzas. Del mismo modo nos encontramos en plena colaboración con las áreas responsables de la representación internacional del Estado     en lo referido a la transparencia, ética, integridad y profesionalismo de las Fuerzas Policiales y de Seguridad.

Continuar con el seguimiento de las investigaciones disciplinarias al personal que haya cometido hechos graves, así como al personal sujeto a ascenso, bajas y/o medidas segregativas, es una función integral de la Dirección. Así como también consideramos que la tramitación de medidas judiciales es fundamental para profundizar nuestra misión de transparentar los mecanismos internos que hacen de las Fuerzas Policiales y de Seguridad una institución respetable. En número concretos se ha realizado el seguimiento de aproximadamente 70 investigaciones, se controlaron 85 sumarios de personal propuesto para ascensos y bajas, y se han tramitado 912 medidas.

Como complemento de la labor mencionada anteriormente, se tramitó un proyecto de resolución tendiente a crear el Sistema de Protección Administrativo del Personal de las Fuerzas de Seguridad (SPAF), el cual promueve mecanismos de protección y acompañamiento para aquellas personas que, integrando las fuerzas policiales y de seguridad, denuncien –en carácter de víctimas o testigos - actos de corrupción, hechos ilícitos o faltas disciplinarias. 

Por último, no quisiera dejar de mencionar que los logros obtenidos y los compromisos asumidos tienen sustento en el sólido equipo de profesionales que diariamente llevan adelante la tarea de investigación y análisis de los proyectos mencionados.