Berni expuso informe sobre operativo de Rosario ante la OEA

El Secretario de Seguridad, Sergio Berni, expuso hoy un informe detallado sobre el megaoperativo de fuerzas federales en Rosario, ante funcionarios antinarcóticos de 34 países que asistieron a las sesiones ordinarias de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA, en Washington, Estados Unidos.


El Secretario de Seguridad, Sergio Berni, expuso hoy un informe detallado sobre el megaoperativo de fuerzas federales en Rosario, ante funcionarios antinarcóticos de 34 países que asistieron a las sesiones ordinarias de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA, en Washington, Estados Unidos.
 
 
“La experiencia argentina genera gran interés en el hemisferio”, declaró Berni al término de su disertación que fue apoyada por un video de dos minutos con el registro inédito de todas las etapas del operativo, desde la planificación hasta los allanamientos y el apoyo aerotransportado.
 
Berni señaló en la OEA que el objetivo del operativo contra las organizaciones de narcotraficantes instaladas en los suburbios rosarinos fue “completar la tarea de conjuración del crimen y la violencia en zonas urbanas sensibles, recuperar el control del territorio por parte de las autoridades legítimas e imponer el sistema de derechos y garantías vulnerados por el avance de bandas delictivas”.
 
El funcionario fue invitado especialmente para exponer el caso de Rosario en la mesa de expertos sobre “Ciudades, consumo y tráfico de drogas en pequeñas cantidades: Estrategias de Prevención Integral”.
 
 “Al imponer la presencia de los efectivos del Estado Nacional se promueven las garantías de estabilidad institucionales para avanzar en la recuperación del espacio por parte de las autoridades provinciales”, dijo.
 
A tal efecto, Berni informó que en febrero se comenzó la tarea de capacitación de un cuerpo de policía de prevención barrial para la fuerza local, inspirado en los cuerpos de la PFA y Gendarmería desplegados en la zona de Plan Cinturón Sur. “Los operativos están inscriptos en una acción mayor de lucha contra el narco en la ciudad, que se inició en 2012 con la desarticulación de una red de complicidades que incluía a integrantes de la policía provincial, por una parte, y a continuación el desmembramiento de las bandas de los principales abastecedores de cocaína”, sentenció Berni.
 
En el marco de esta cooperación con el gobierno provincial para conjurar el delito y la violencia que siembran las bandas de narcotraficantes en la periferia de Rosario, el 9 de abril a las 16 hs se llevaron a cabo 67 allanamientos simultáneos ordenados por la justicia federal.
 
 “Las operaciones fueron resultado de una pormenorizada investigación judicial encomendada a los detectives de las instituciones dependientes de la Secretaría de Seguridad”, dijo Berni en respuesta a algunos de los interrogantes que le formularon los diplomáticos.
 
“La tercera fase de esta estrategia de seguridad es la pacificación de los territorios en los que las bandas de narcos tienen instalados sus “búnkers” para la venta al menudeo de droga y que es la razón de conflictos por el control territorial con un fuerte impacto en la violencia”.
 
Las acciones diseñadas y coordinadas desde el terreno incluyeron la participación de grupos de elite aerotransportados de las cuatro fuerzas policiales federales, con apoyo de otras divisiones, helicópteros y patrulleros blindados que ingresaron a Rosario de manera encubierta para no ser detectados por los narcos.
 
Berni describió también el artificio desarrollado por la Secretaría de Seguridad en la ciudad vecina de San Nicolás, a los fines de distraer a los narcos. “Para no ser detectados por el sistema de alerta de los grupos criminales la maniobra de encubrimiento incluyó la ‘puesta en escena’ de un supuesto “Encuentro Nacional de Cambio Climático y Respuesta a Emergencias” organizado por una imaginaria ONG.Por la tarde se lanzó la operación, bajo supervisión del Secretario Letrado de la Procuración General de la Nación, Juan Murray, y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Félix Crous.
 
Ante las preguntas del auditorio, Berni explicó que la compleja logística del despliegue incluyó la instalación de un sistema de comunicaciones digital troncalizado y encriptado para la sincronización de los grupos tácticos y del apoyo con fuerzas de elite desde helicópteros; seis estaciones repetidoras para generar un anillo de comunicaciones de 60 km un Centro de Comando y Control móvil, 89 furgones blindados para transporte de los grupos tácticos, 60 patrulleros móviles identificables y 100 móviles no identificables con un blindaje de 360º para la protección del personal.
“Los vehículos ingresaron a la ciudad encubiertos en camiones de tipo “mosquito” para transporte de autos 0KM, cubiertos por lonas camufladas”, reveló.
 
En simultáneo, continuó el Secretario de Seguridad, el apoyo a las fuerzas especiales por tierra se completó con 7 helicópteros operando en simultáneo; un avión sanitario para repliegue de personal que pudiera resultar herido, 3 helicópteros de asalto y apoyo a grupos tácticos otros tres de monitoreo, y un avión nuevo Beechcraft que cuenta con sistema de comunicaciones y registro en video de última generación.