Arsenal de última generación para resguardo de armas incautadas en causas judiciales

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, inauguró hoy nuevas instalaciones modelo, con sensores de detección de movimiento infrarrojos de última generación, para el resguardo de las armas de fuego incautadas en causas judiciales en el ámbito metropolitano.


La ministra de Seguridad, Nilda Garré, inauguró hoy nuevas instalaciones modelo, con sensores de detección de movimiento infrarrojos de última generación, para el resguardo de las armas de fuego incautadas en causas judiciales en el ámbito metropolitano.

 

Garré presentó el nuevo predio de alta seguridad, ubicado en el barrio de Bajo Flores, junto a la directora del Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC) de la ONU, Melanie Regimbal, en conferencia de prensa en la sede del ministerio.
 
“Refaccionamos y adaptamos este lugar siguiendo las pautas y el asesoramiento de UNLIREC y los estándares internacionales. Queremos que este depósito de municiones y armas sea un modelo de seguridad, para evitar robos de armas, para proteger a su vez la integridad de los efectivos que están dentro del arsenal, y eventualmente, la de los vecinos del predio”, afirmó Garré.
 
El “Sistema Centralizado de Gestión y Control de Armas y Municiones Incautadas” puesto en marcha por la cartera de Seguridad gestiona en la actualidad 5.324 armas en este depósito dependiente de la PFA.
 
De esta forma, las armas que antes se guardaban en las 53 comisarías se concentran en un único depósito con tecnología de avanzada y personal especializado.
 
“Sentimos gran satisfacción por la voluntad de colaboración del Ministerio de Seguridad. La gestión de arsenales y la destrucción de armas son claves para mejorar la seguridad pública de los países. En estas instalaciones hay un modelo de armería. Es un ejemplo regional para los Estados de América Latina. Argentina hizo un trabajo ejemplar”, manifestó Melanie Regimbal.
 
El jueves, la ministra de Seguridad suscribió un acuerdo con su par de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, y la UNLIREC para cooperar con el Sistema de Gestión Integral de Materiales Controlados (SIGIMAC)  cuya implementación se encuentra a cargo del RENAR.
 
De esta forma el sistema de registro, sistematización y control de armas de fuego, municiones, explosivos incautados, secuestrados o decomisados por orden judicial pasa a ser administrado según los más altos estándares internacionales.
 
Simultáneamente, ese día se procedió a la destrucción de 6710 armas en desuso, provenientes de las 4 Fuerzas de Seguridad, en la planta Scrap de la localidad bonaerense de Campana.
 
Participaron de la inauguración, el subsecretario de Articulación Legislativa, Gustavo Sibilla, el Director Nacional de Proyectos, Evaluación de Normas y Cooperación Legislativa, Juan López Chorne y el jefe de la Policía Federal, comisario General Román Di Santo.