Garavano propuso a sus pares iberoamericanos trabajar en conjunto


"El multilateralismo es fundamental para avanzar” sostuvo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, al encabezar el plenario extraordinario de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB), que sesionó ayer y hoy en la Ciudad de Buenos Aires.

“La COMJIB nos plantea enormes desafíos que son a la vez oportunidades para trabajar con todos los países de la región en materia de justicia. El multilateralismo es fundamental para avanzar”, dijo el titular de la cartera, al tiempo que propuso hacer un balance de lo realizado hasta el momento.

El ministro argentino mantuvo reuniones bilaterales con sus pares de Chile, Hernán Larraín Fernández, y de Panamá, Carlos Eduardo Rubio.

Garavano también mantuvo un encuentro con su par de España, Dolores Delgado, con quien conversó sobre la reforma judicial y la implementación en nuestro país del sistema acusatorio aprobado con el nuevo Código Procesal Penal Federal.

Los ministros analizaron la puesta en valor de las líneas de trabajo y las propuestas de temáticas a desarrollar acorde a las necesidades que impone la agenda global.

El Ministerio de Justicia nacional también presentó hoy los avances realizados por la cartera en materia de acceso a la Justicia y promoción del sistema de justicia iberoamericano.

Acerca de la COMJIB

La organización internacional agrupa a los Ministerios de Justicia e instituciones homólogas de los 22 países de la Comunidad Iberoamericana y tiene por objeto el estudio y promoción de formas de cooperación jurídica entre los estados miembros. Es también organismo observador de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los estados miembros son Argentina, Andorra, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.