Garavano: “El desafío es que la sociedad vuelva a confiar en la Justicia”


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, encabezó la jornada "Justicia y Comunidad", que se llevó a cabo los días 21 y 22 de mayo en la Universidad Nacional del Sur (UNS) de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca.

Durante la jornada se habló de la necesidad de construir instituciones eficaces y transparentes, de la enseñanza del Derecho y los cambios en la práctica profesional, del rol de la abogacía y la ética profesional, del lenguaje claro como política pública, de comunicación judicial y transparencia en la justicia, entre otros temas.

"Lo único que hace a la Justicia independiente es la confianza que tiene la comunidad en ella. Lamentablemente en nuestro país el sistema de Justicia no goza de la mayor confianza y el desafío que tiene la propia Justicia y nosotros desde el ministerio es que la sociedad vuelva a confiar en la Justicia", sostuvo el ministro en el acto de apertura del que participó también el rector de la UNS, Daniel Vega; la decana del Departamento de Derecho, Pamela Tolosa; y el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay.

"Con nuestro programa Justicia 2020 tratamos de corregir las causas profundas que durante más de 30 años no sólo no se intentaron corregir sino que se fueron agravando. Hablo de la lejanía de la Justicia con la gente, los altos niveles de impunidad que se manejan, las demoras en resolver los conflictos", explicó Garavano.

Entre los expositores se destacan Julio Conte Grand, procurador de la provincia de Buenos Aires; Gustavo Ferrari, ministro de Justicia bonaerense; Javier Herrera Bravo, subsecretario de Asuntos Legales de la Presidencia de la Nación; Martín Böhmer, director nacional de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil; Silvia Iacopetti, directora nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica; numerosos decanos de Facultades de Derecho y presidentes de Colegios de Abogados de todo el país, entre otros académicos, funcionarios y especialistas.

“La formación de la abogacía arrastra una inercia de más de 100 años: nos basamos en los textos de los Códigos de fines del siglo XIX y comienzos del XX. Hace mucho que ese mundo no existe y sin embargo la enseñanza se mantiene casi igual. A esto se suma que la docencia del Derecho no es profesional: quienes enseñan son jueces y abogados, y esto limita la producción académica y afecta la formación de los futuros profesionales”, señaló a su turno Martín Böhmer.

Previo a la Jornada, Garavano se reunió con autoridades de la UNS y se comprometió a impulsar un proyecto para que la universidad ponga a disposición de la justicia provincial sus laboratorios, equipamiento, institutos adscriptos al CONICET y casi 1000 científicos de primer nivel para acelerar los procesos judiciales de la jurisdicción.