Presidencia de la Nación

Garavano inauguró un centro de monitoreo para vigilancia electrónica

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, puso en funcionamiento el Centro Nacional de Monitoreo de Tobilleras Electrónicas, en la Ciudad de Buenos Aires. Permite el seguimiento de dispositivos electrónicos en tiempo real, las 24 horas, los 365 días.


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, inauguró el nuevo Centro para el monitoreo de tobilleras electrónicas asignadas a personas con arresto domiciliario y casos de violencia de género. Desde allí se controlan los dispositivos que la Justicia emplea para ambas situaciones (agresores y condenados) las 24 horas y los 365 días del año, brindando más y mejores posibilidades de intervención.

Las nuevas instalaciones funcionan en la sede que el Ministerio tienen en Costanera Sur, en el la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En ese sentido, el ministro ponderó su importancia, por un lado, “para la protección de las mujeres que sufren violencia de género”, y, por el otro, para “el monitoreo más adecuado de las ejecuciones penales”. Además, hizo hincapié en el “trabajo conjunto” entre la Justicia nacional, las provinciales y el Estado nacional.

“Este monitoreo es clave para la prevención, y es un plus porque hoy monitoreamos en tiempo real lo que ocurre en cada provincia del país en casos de violencia de género”, destacó la subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Fernanda Rodríguez.

Junto a ellos, fueron parte del acto el subsecretario de relaciones con el Poder Judicial y Asuntos penitenciarios, Juan Bautista Mahiques, y la directora de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica, Mariel Viladurich. Además, se sumaron la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, y jueces federales penales como Julián Ercolini, Carlos Mahiques, Sebastián Casanello y Daniel Petrone, entre otros.

Proteger a la mujer que denuncia

El nuevo centro de monitoreo permite visualizar la situación de los dispositivos duales georeferenciados, una tecnología novedosa que se emplea solo en denuncias por violencia de género. A diferencia de las tobilleras que se colocan al acusado, estos nuevos dispositivos electrónicos ubican tanto a la víctima como al atacante de modo que si este viola la restricción, se dispara automáticamente un aviso a las fuerzas de seguridad.

“Los dispositivos duales son tecnología de avanzada comparados con los botones antipánico porque generan una respuesta más ágil y rápida ante las alarmas, monitoreando víctimas y victimarios en tiempo real”, definió Garavano.

En ese sentido, la subsecretaria explicó que “es un enorme desafío que todo el país cuente con la herramienta del monitoreo electrónico para actuar preventivamente en casos de violencia”. Hoy funciona en 21 provincias con dispositivos otorgados por el Gobierno Nacional y monitoreados por cada jurisdicción.

Si bien se produjeron “39 incidentes menores con los 350 dispositivos” que ya fueron asignados, “ninguno tuvo una consecuencias graves con lesiones para las víctimas”, enfatizó Rodríguez.

Una herramienta alternativa a la prisión

Para la vigilancia electrónica de las personas que cumplen arresto domiciliario, los dispositivos de control ambulatorio poseen un geolocalizador que transmite la ubicación del detenido y cualquier “alerta” es comunicado de “inmediato” tanto a la Justicia como a las fuerzas de seguridad, y se da intervención a los distintas áreas del Estado involucradas en la problemática.

“De 35 tobilleras que fueron entregadas en 2015, se incrementó a 1200 hasta enero de 2019” y se entregaron “2440 dispositivos a las provincias para que puedan hacer uso de estas herramientas alternativas a la prisión”, detalló explicó Viladurich. Además, puntualizo que “se incrementó un 35 por ciento la cantidad de dispositivos en uso”.

Scroll hacia arriba