Futuros biólogos recibieron una capacitación sobre fitopatología

La fitopatología es el estudio de las enfermedades de las plantas. Con el objetivo de formar investigadores científicos altamente competitivos.


Buenos Aires - Alumnos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) pertenecientes a la carrera de Biología realizaron una capacitación sobre fitopatología en el Laboratorio Vegetal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ubicado en Martínez.

Con el objetivo de formar investigadores científicos altamente competitivos, la jefa de Cátedra de Fitopatología, Victoria Novas, acompañó alrededor de veinte alumnos a las instalaciones del nuevo Laboratorio Vegetal para aplicar en la práctica el campo teórico que cuentan.

Durante el encuentro, el personal de la Coordinación de Plagas, Enfermedades y Bioinsumos explicó la misión y funciones del laboratorio y los protocolos de ensayo aplicados en la detección e identificación de agentes fitopatógenos y también de bioinsumos; de acuerdo a los requisitos cuarentenarios de nuestro país, de los países compradores de nuestros productos y de las resoluciones para el registro de inoculantes y biocontroladores en el Senasa.

En relación a la experiencia, el personal del laboratorio comentó que notó en los alumnos “el asombro al observar las nuevas instalaciones. No pensaban encontrarse con un laboratorio tan preparado, con procesos sectorizados y aplicación de técnicas que no pueden observar con profundidad en la facultad”.

También agregó que “se hizo notorio como a algunos les gustaba más bacteriología, a otros más las técnicas moleculares, a otros la nematología; encontraron diversos focos de interés que el día de mañana ejecutarán en su profesión”.

Al finalizar, Novas agradeció profundamente la oportunidad de tener este encuentro porque pudo facilitar el acceso de sus alumnos a la parte práctica de todo aquello que aprenden durante la cursada.

Estos encuentros de capacitación afianzan los vínculos con universidades, organismos e institutos de formación, lo cual permite que transfieran a la comunidad educativa un universo de conocimientos que son aplicados diariamente en el laboratorio.