Fútbol para amputados: Argentina sueña con el Mundial de Turquía

"La concentración en el CeNARD nos ayudó mucho para seguir armando el grupo de cara a las eliminatorias", indicó el entrenador Marcelo Hereñú.


La Selección argentina de fútbol para amputados, con larga historia y mundiales encima, busca su clasificación a Turquía 2022. “La concentración en el CeNARD nos ayudó mucho para seguir armando el grupo y el equipo de cara a las próximas eliminatorias, soñamos con ser campeones del mundo”, le contó a la web de la Secretaría de Deportes de la Nación el DT Marcelo Hereñú, quien además es Director de la Liga Nacional conformada por nueve equipos.

“Hoy somos los campeones sudamericanos y la mejor posición de esta Selección en un Mundial fue el subcampeonato de 2010 en Argentina. Nosotros nos autodenominamos 'Los Rengos', somos un equipo federal conformado por los mejores jugadores de una Liga que es cada vez más competitiva y que próximamente -el sábado 4 de septiembre- reiniciará su temporada”.

Conmueven y ganan aplausos. La 10 la lleva Jonathan Montans quien jugó en Boca y Argentino de Merlo; y probaba suerte en San Lorenzo cuando a los 14 un cáncer se propagó por su pierna y se la tuvieron que amputar. Una de las tantas historias de estos jugadores que saben lo que es sufrir, tener valor y mirar la vida de frente. Un ejemplo de tantos en este equipo, un jugador como pocos en este contexto a nivel mundial.

La lista de jugadores que se concentraron en el CeNARD está integrada por los bonaerenses Damián Deffelippe, Gerez Maldonado, Leo Di Scala y Diego Smithhalter, los entrerrianos Andrés López y Diego Pesoa, los santafesinos Hernán Travagliante, Iván González y Facundo Bernal, los cordobeses Mauricio Ortiz y Gianfranco Borghetti y el mendocino Augusto Alonso.

La Federación Argentina de Futbolistas Amputados se creó en 1999 y su presidente sigue siendo como aquel entonces Hugo Herenú, hermano del DT de esta Selección que sueña con dar su primera vuelta olímpica en un Mundial en este deporte de 7 vs 7 en dos tiempos de 25 minutos, a los arqueros les falta el miembro superior y a los jugadores de campo el miembro inferior. Se juega con bastones canadienses, los arqueros no pueden salir del área y los laterales se hacen con el pie.