Frederic se reunió con representantes de la Región VIII de la Gendarmería

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, junto con el jefe de la Gendarmería Nacional, Andrés Severino, mantuvieron una videollamada con el comandante general de la Región VIII de la Fuerza Federal, que comprende las agrupaciones de Chaco y de Formosa, con el objetivo de conocer la situación de la región en relación con el delito y con el COVID-19 para elaborar planificaciones de respuestas de cara al futuro inmediato.


La reunión virtual contó con la presencia de la titular de la Unidad Gabinete de Asesores, Cecilia Rodríguez; el secretario de Seguridad y Política Criminal, Eduardo Villalba; el Subdirector Nacional de Gendarmería, Javier Alberto Lapalma, y, en Presidente Roque Sáenz Peña, Chaco (sede de la Región VIII de la GNA), el comandante general Carlos Vélez y los comandantes mayores de la agrupación Formosa, Enzo Martín Duarte, y de la agrupación Chaco, Fabio Pérez.

Los titulares de las mencionadas agrupaciones y el comandante general brindaron un informe detallado de la región en relación con el coronavirus, donde -se aseguró- los miembros de la fuerza recibieron los insumos necesarios para su bienestar. Las autoridades informaron que, desde el inicio de la pandemia solo un trabajador de la fuerza había contraído el virus.

Además, el informe del comandante general de la Región VIII detalló que el delito que más se ha producido en la zona ha sido el contrabando de cigarrillos. El informe mencionó que en Formosa el contrabando es una de las principales problemáticas y que, durante la pandemia, en términos comparativos se produjo un incremento del tráfico de cigarrillos (motivado por su escasez) y de la hoja de coca en estado natural. Simultáneamente, según detalló, a pesar tratarse de una ruta frecuentada por el tráfico de marihuana, el narcotráfico ha disminuido significativamente en la zona, presumiblemente a causa del cierre de las fronteras y del estricto control que brinda la fuerza en las vías nacionales.

Finalmente, los gendarmes explicaron que, mediante una mesa de diálogo, pudieron resolver la problemática que se generó con una guardia comunitaria Wichi. Representantes de la Justicia, de la Provincia, de la Gendarmería y de los Wichi resolvieron sus discrepancias mediante el diálogo y el consenso. La titular del Ministerio de Seguridad de la Nación les agradeció por el trabajo que están realizando y agendaron un próximo encuentro.