Frederic se reunió con la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados de la Nación

Durante la tarde de ayer, la Ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic mantuvo una extensa reunión con la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación que preside Paula Penacca. La reunión tuvo como objetivo brindar la información de las acciones llevadas a cabo por la cartera de Seguridad en el marco de la pandemia del COVID-19.


La ministra describió las decisiones que el Ministerio fue tomando a medida que el presidente de la nación, Alberto Fernández, fue sancionando los Decretos de Necesidad y Urgencia que han definido las políticas del Estado ante la creciente pandemia.

Frederic detalló el derrotero de medidas que el ministerio fue tomando desde que se declaró la Emergencia Sanitaria e indicó las tareas de las fuerzas federales de seguridad en relación con la administración y control en fronteras y la asistencia a las necesidades que la autoridad de aplicación de los DNUs (el Ministerio de Salud de la Nación) fue estableciendo para reducir el impacto del coronavirus en el país.

La ministra de Seguridad de la Nación enumeró las capacitaciones brindadas a los miembros de las fuerzas para ejercer su trabajo, la provisión de los insumos necesarios para sus miembros y la tarea asumida en calidad de asistentes sanitarios en aquellos lugares del país donde no hay otras agencias del Estado más que las fuerzas de seguridad. Además, recordó la asistencia sanitaria brindada en fronteras, buques, aviones y el control ejercido sobre las personas que debían y deben guardar cuarentena.

Tras ello, y en relación con el aislamiento social preventivo obligatorio, la ministra describió el despliegue de las fuerzas de seguridad que determinó el Comando Unificado de Seguridad COVID-19 (CUSCOVID) que, en el marco de la cartera de seguridad, incluye a las jefaturas de las fuerzas federales de seguridad y a la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sobre el CUSCOVID, la ministra detalló las denuncias recibidas en la línea 134 y, en el mismo marco, los resultados de los operativos de control realizados en autopistas, rutas y caminos del país.

A su vez, Frederic dedicó un extenso informe sobre las acciones llevadas a cabo en relación con la violencia institucional, sobre los cuales ya se ha avanzado en su investigación y en la baja de tres miembros de las fuerzas y en la separación de un conjunto de agentes que fueron desplazados de las fuerzas. Todos los casos, informó, se siguen, tanto por los mecanismos previstos por el Ministerio de Seguridad como por el Poder Judicial. En esa línea la ministra subrayó el trabajo que viene realizando la justicia ante casos que vulneren la normativa vigente.

Tras ello Frederic explicó que, dentro de las tareas preventivas que se encuentra realizando el ministerio, se destaca la prevención de delitos promovidos según el “humor social” o que aprovechan la situación de encierro para delitos como el grooming que afecta a niñas, niños y adolescentes y que ya ha motivado que, entre otros, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos publicara guías de concientización y prevención ante este creciente delito. Al respecto, manifestó que si el Poder Judicial lo requiere es posible analizar el contenido público de fuentes abiertas. Además, aseguró que el ministerio no almacena información de usuarios ni de personas, sino que, “cuando se detecta la posible comisión de un delito se procede a realizar la denuncia ante el Poder Judicial”.

La ministra explicó que “esas lecturas permiten detectar tendencias y patrones que posibilitan anticipar problemas criminales que pueden afectar la seguridad interior. Es una tarea estrictamente preventiva. Si se identifican casos de interés que pueden derivar en la comisión de algún delito (como saqueos) se realizan las denuncias y presentaciones correspondientes en la Justicia para que se tomen las medidas que determine el poder judicial”.

En este tiempo de encierro e incremento de las horas de uso de Internet, el engaño de personas adultas hacia niñas, niños y adolescentes con el fin de cometer violencia sexual se ha convertido en un problema cada vez mayor. Por ello Frederic explicó que, a medida que continúa el aislamiento obligatorio y se incrementa el uso de redes digitales es cada vez más necesario prevenir delitos que se pueden originar allí. “No se trata de invadir la vida privada de nadie ni afectar la libertad de expresión y opinión. Nuestra función como ministerio es conocer las tensiones y las prácticas que pueden alentar la comisión de delitos. Esas prácticas son denunciadas ante el Poder Judicial para que éste decida qué hacer. Hacer ciberpatrullaje es estar atentos a las tensiones sociales y a la incitación a cometer delitos como la convocatoria a saqueos. Incluso, es necesario prevenir el grooming. Si observamos que en el mundo se registran cada vez más delitos mediante estos dispositivos, es necesario que el Ministerio analice cómo se alientan o producen”, concluyó.

Finalmente, Frederic desarrolló las medidas que tomará el ministerio a partir de hoy para controlar el cumplimiento del aislamiento obligatorio: “Vamos a incrementar la cantidad de funcionarios policiales y de seguridad en los controles existentes y generar otros sorpresivos, de modo de disuadir a quienes pretendan, de manera irresponsable, desplazarse o andar circulando por el país durante los días no laborales de Semana Santa”.