Francia invitó a la Argentina a participar del Grupo de trabajo de “Educación” del G7


Durante este año Francia preside el G7 y ha decidido, al igual que la Argentina durante el G20, posicionar a la educación como política prioritaria en la agenda del Foro, dando lugar a una reunión de Ministros de Educación de los países que lo componen.

La Presidencia Francesa se ha propuesto trabajar en dos políticas educativas centrales como son la Formación Docente y la Educación desde la Primera Infancia. La gran novedad es que ha elegido a la Argentina, como uno de los tres países invitados especiales, junto a Estonia y Singapur.

Este hito refleja no solo el gran compromiso del gobierno francés con la agenda global de educación sino también el estrecho lazo y relación bilateral que se ha reforzado en los últimos años en diversos aspectos y desafíos comunes de nuestros sistemas educativos.

El Grupo de Trabajo de Educación se reunió ya en febrero para comenzar el trabajo en los dos ejes de la agenda educativa y tuvo su segundo encuentro el pasado 17 de abril, con una activa presencia y participación de nuestro país, representado por el director Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación Cultura Ciencia y Tecnología, Francisco Miguens.

Al comienzo de la reunión, el funcionario expresó: “Queremos felicitar a la Presidencia francesa por colocar nuevamente a la educación en el centro de la agenda global, por poner foco en la desigualdad como el principal desafío y trabajar dos políticas críticas: La educación desde la primera infancia y la formación docente”.

Asimismo, Miguens reafirmó: “el compromiso del gobierno argentino con la educación en el mundo a través de nuestra participación en foros multilaterales. Apoyaremos a la Presidencia francesa del G7 y la Presidencia japonesa del G20 en nuestro objetivo común de garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, para todos”.

Este hecho implica una gran satisfacción para el gobierno argentino y el Ministerio de Educación, a la vez que un gran desafío y la responsabilidad de llevar la voz de nuestra región a este foro reducido de países con mayores niveles de desarrollo económico.