Presidencia de la Nación

Fortalecimiento de capacidades para las industrias forestal, yerbatera y cárnica, el principal objetivo de las provincias del NEA

Desde Corrientes, funcionarios, productores y empresarios debatieron sobre la optimización de estas tres cadenas productivas durante el segundo encuentro del Consejo Asesor Regional del NEA, espacio consultivo impulsado por el INTI junto al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas.


En una nueva edición del Consejo Asesor Regional del NEA, la iniciativa que promueve el intercambio público-privado sobre las principales demandas de cada sector estratégico regional, referentes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), funcionarios provinciales, representantes de cámaras sectoriales y empresarios de las provincias de Corrientes, Misiones, Formosa y Chaco pusieron en común los avances en las tres principales líneas de trabajo de la región: mejora de la productividad y competitividad de la forestoindustria, industrialización del sector cárnico y modernización de procesos en el sector yerbatero.

Al inicio de la jornada, el subsecretario de Industria del Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio de Corrientes, Edgar Benítez, celebró esta instancia de cooperación multisectorial y definió al INTI como “un socio estratégico en materia de desarrollo industrial de la provincia”. En esa línea, los funcionarios Sebastián Lifton, ministro de Producción, Industria y Empleo de Chaco; Nicolás Trevisán, ministro de Industria de Misiones, y Julio René Araoz, secretario de Ciencia y Tecnología de Formosa, expusieron los diversos aspectos en que la articulación con el organismo tecnológico potenció las capacidades de los ecosistemas productivos provinciales.

Por su parte, el presidente del INTI, Ruben Geneyro, destacó que las capacidades del Instituto están disponibles para toda la plataforma productiva a nivel federal y que la construcción de una agenda conjunta es vital para que dichos servicios y tecnologías se puedan traducir en desarrollo y creación de valor. “El INTI está a disposición del entramado productivo del país, por eso nos estamos sentando en estas mesas a discutir cuál es la agenda de futuro", indicó.

En este segundo encuentro, los referentes de cada mesa de trabajo pusieron en común un diagnóstico de cada sector productivo involucrado y delinearon las principales líneas de acción a implementar en la región con el fin de mejorar la competitividad, sustentabilidad y expansión comercial de cada uno de ellos, en todas las partes que intervienen en su cadena de valor.

En líneas generales, los participantes detectaron la necesidad de mayor capacitación en gestión empresarial, profesionalización de recursos humanos e inserción de nuevos procesos para apuntar a una mayor eficiencia energética, equiparar y elevar la calidad productiva de los diversos actores e integrar industrias como la metalmecánica al proceso de generación de valor local a través de la fabricación de equipamiento.

Hacia el final del encuentro, el ministro de Industria, Trabajo y Comercio de Corrientes, Raúl Ernesto Schiavi, expresó: "Nosotros creemos que lo que tenemos que generar como Estado son condiciones para que el sector privado pueda desarrollarse. Celebro que un instituto como el INTI esté abocado a generar conocimiento, ciencia y, fundamentalmente, transferencia de tecnología a la industria".

Una sinergia público-privada que potencia la capacidad exportadora
Con relación a la industria forestal, uno de los referentes que tomó la palabra fue Gustavo Cetrángolo, socio de la firma Agroforestal Oberá SRL de la localidad de Ituzaingó, Corrientes, una de las tres empresas dedicadas a la producción de derivados químicos de resina de pino eliotti. El empresario destacó el protagonismo de esta industria para su provincia, cuyas firmas referentes exportan cerca de 40 millones de dólares al año y emplean alrededor de 2000 personas en toda su cadena de valor.

En relación a la transferencia de tecnología, Cetrángolo valoró la oportunidad de intercambio con el sector académico y tecnológico para el desarrollo de procesos y de ingeniería de detalle con alto valor agregado. “En nuestro caso -expresó- contar con un personal capacitado y especializado a nivel internacional nos permitió desarrollar ingenierías químicas de proceso que, de no contar con el INTI, se tendría que haber contratado en el exterior”.

A su turno, el ingeniero David Lory, integrante de la empresa Lory Máquinas de Oberá, Misiones, enumeró los beneficios de haber recibido asistencia técnica en materia de planificación comercial, optimización de flujo de trabajo e implementación de tecnologías de gestión, y las ventajas competitivas de reinvertir en I+D.

Su empresa se dedica principalmente a la fabricación de cosechadoras de té, yerba mate y tabaco, pero también produce suplementos para equipos de diverso tipo gracias a su incorporación de un espacio para el prototipado de productos en su planta. El acompañamiento del INTI en el proceso de mejora permitió un aumento exponencial en las ventas acompañada de una reducción en los tiempos de trabajo, y la apertura de nuevos nichos de mercado tanto locales como internacionales.

Los Consejos Asesores Regionales en números
Iniciativas de cooperación público-privada como los consejos permiten conocer en detalle las fortalezas y necesidades de cada nicho productivo con el fin de elaborar políticas industriales precisas y disponer los recursos del Estado de manera estratégica.

En este primer año desde su lanzamiento, los seis Consejos Asesores Regionales y Sectoriales contaron con la participación de los 24 ministerios de producción provinciales, más de 100 cámaras empresarias, organismos del sistema científico-tecnológico, universidades, organizaciones sindicales y más de 1300 empresas. “Logramos que casi 500 integrantes de las distintas instituciones participaran de nuestras 28 mesas de trabajo, con 37 proyectos definidos puntualmente en una dinámica muy virtuosa que posiciona al INTI como aliado estratégico del sector productivo", añadió Geneyro.

El titular del organismo indicó que el trabajo conjunto con la industria se da en un contexto de marcada recuperación productiva. Al respecto, citó el último informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, que detalla que, en el mes de septiembre, la industria alcanzó su máximo nivel en relación al mismo mes de los últimos cuatro años, superando en un 14 por ciento el nivel registrado en septiembre de 2019, y en un 8,6 por ciento lo registrado en 2018. Según el mismo informe, en septiembre pasado hubo un incremento del 31,4 por ciento en respecto del mismo mes de 2019, y un 19,8 interanual. Ver aquí

"Hoy el Ministerio de Desarrollo Productivo tiene casi 150 programas de apoyo a la industria para el desarrollo regional y local. Hemos recuperado una cartera que, en 2019, tenía un presupuesto de siete mil millones de pesos y que ahora tiene un presupuesto de 140 mil millones para dar mayores posibilidades al sector privado. Desde nuestro rol como referente tecnológico, es vital trabajar en estas temáticas y en la definición de agendas conjuntas para que las herramientas del Estado generen una dinámica virtuosa de crecimiento para las empresas”, concluyó Geneyro.

Del encuentro participaron autoridades de la Cámara Misionera de Industriales Metalúrgicos (CAMIM), el Ministerio de Producción, Industria y Empleo del Chaco, la Unión Industrial del Chaco, el Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio de Corrientes, la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes, la Federación Económica de Corriente, los ministerios de Industria y del Agro y la Producción de Misiones, el Ministerio de Economía, Finanzas y Hacienda de Formosa, y la Agencia de Desarrollo Empresarial de Formosa, entre otros organismos.

El presidente Geneyro también se reunió con Claudio Anselmo, ministro de producción de Corrientes, para conocer los avances del proyecto sobre cannabis y cáñamo y continuar trabajando articuladamente con el objetivo de priorizar los estándares de calidad de su producción. A su vez, mantuvo un encuentro con Emilio Lanari, viceintendente de la municipalidad de la ciudad de Corrientes, y Thea Belaustegui, subsecretaria de PyMEs e Industria de la localidad, para articular asistencias al Parque Industrial y Tecnológico.

En la misma provincia Ruben Geneyro firmó un convenio con Alejandro Daniel Báez, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste, para implementar en forma conjunta actividades de investigación, extensión, vinculación y transferencia tecnológica.

Para finalizar, la máxima autoridad del INTI se reunió con Cataldo Catapano y Jorge Gómez, presidente y secretario de la Federación Económica de Corrientes (FEC); Julio Gálvez, presidente de la Unión Industrial de Corrientes (UICORR); Nicolás Dogi y Alessio Garavano, presidente y vicepresidente del Polo IT para dialogar sobre futuras líneas de trabajo en materia de desarrollo industrial con impacto regional.

Scroll hacia arriba