Fiscalizaciones para combatir el Trabajo Infantil

El Ministerio de Trabajo ha desarrollado, sendos operativos de inspección en áreas rurales y urbanas de las provincias de Neuquén y Mendoza, teniendo como principal objetivo la detección y la consecuente erradicación del trabajo infantil.


El Ministerio de Trabajo ha desarrollado, sendos operativos de inspección en áreas rurales y urbanas de las provincias de Neuquén y Mendoza, teniendo como principal objetivo la detección y la consecuente erradicación del trabajo infantil.

Se realizaron más de 100 fiscalizaciones con un relevamiento de más de 1200 trabajadores y un número de 50 niños. Es decir que la detección de trabajo prohibido de niños y niñas llegó a un 4% aproximadamente, cuando suelen ser labores en que se encuentra un mayor porcentaje. Pero de los comentarios de los propios trabajadores surgió que ello responde a que, por gozar del régimen de la asignación universal por hijo, los niños o niñas concurren a la escuela.

En ambas provincias cooperaron autoridades locales, actuando en forma conjunta. En el caso de la provincia cuyana tomó su debida intervención la Comisión Provincial para la Erradicación del Trabajo Infantil y participó activamente la Secretaría de Trabajo de Mendoza.

La secretaria de Trabajo Noemí Rial, destacó esta situación: “Año tras año encontrábamos un alto porcentaje de niños y niñas trabajando o acompañando a sus padres en estas tareas estacionales o permanentes, pero es mas que significativo que, según expresaron sus propios padres, hoy tienen una auténtica razón para desalentar el trabajo infantil de sus hijos y lograr que se eduquen y jueguen. La asignación universal es una realidad de alta repercusión social y uno de los grandes caminos para que el trabajo sea una cosa de grandes”

En los 50 casos detectados de niños se encontraron algunos realizando tareas, por ejemplo, de acarreo y corte de ladrillos, sin ningún tipo de protección, siendo esta una actividad insalubre y peligrosa para su salud psicofísica. En otros casos participaban en la cosecha de productos acompañando a su familia.

Asimismo se detectaron trabajadores adolescentes, realizando tareas peligrosas, sin ningún tipo de protección, con jornada laborales mayores a las 8 horas de lunes a sábados, sin autorización de los padres y sin el aval de la autoridad administrativa laboral (requisitos indispensables para poder trabajar).

Ante la presencia de innumerables trabajadores de nacionalidad boliviana sin la debida documentación para trabajar en el país, la Delegación Regional Neuquén de la Cartera Nacional obtuvo el compromiso del Cónsul de Bolivia con jurisdicción en la Patagonia Argentina, de enviar un Consulado Móvil, con el fin de que los ciudadanos provenientes de ese país puedan regularizar su situación documental.

“Continuaremos y reforzaremos estos operativos porque creemos que el futuro está cifrado en que nuestros niños y niñas se eduquen y tengan una vida que les permita ir cumpliendo y satisfaciendo los requerimientos naturales de cada etapa de sus vidas; la de hoy es estudiar y jugar” afirmó la Dra. Noemí Rial.