Firmamos un convenio con el INADI y el ENACOM para trabajar en conjunto contra la violencia simbólica y mediática

El objetivo es trabajar entre los tres organismos en la prevención y erradicación de mensajes que promueven y sostienen las desigualdades y violencias por motivos de género en los medios de comunicación.


La ministra Elizabeth Gómez Alcorta, la interventora del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Victoria Donda, y el presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), Claudio Ambrosini, suscribieron este jueves un convenio marco a través del cual se comprometen a establecer un ámbito de trabajo conjunto para desarrollar líneas de investigación y análisis sobre violencia simbólica.

El objetivo conjunto es desarrollar y ejecutar un mecanismo de observación y análisis de mensajes que circulen a través de medios de comunicación y que pudieran contemplarse dentro de la violencia simbólica y mediática que promuevan la desigualdad o discriminación por motivos de género. A su vez, buscamos favorecer la participación de la comunidad en la construcción de una comunicación que se inscriba en el paradigma de los derechos humanos.

La violencia simbólica consiste en aquella que, a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmite y reproduce relaciones de dominación, desigualdad y discriminación en los vínculos sociales, naturalizando la subordinación de las mujeres y las personas LGBTI+ en la sociedad. Constituye uno de los ejes de trabajo estratégicos del nuevo Observatorio de las Violencias y Desigualdades por Razones de Género que se creó en la órbita del ministerio.

Entre las acciones contempladas por este acuerdo se encuentran: dialogar con productoras y medios de comunicación informando sobre el marco normativo y los tratados internacionales a los que la Argentina adhiere; generar datos e información a partir de la investigación con mirada interseccional; publicar y difundir la información producida; brindar asesoramiento, formación y capacitación conjunta sobre una comunicación responsable ofreciendo a la vez diversas recomendaciones acerca del tratamiento de los contenidos y divulgar las Buenas Prácticas en materia comunicacional y prevención de la violencia simbólica.

Los medios de comunicación tienen un rol fundamental como formadores de opinión y en la constitución de los imaginarios sociales. En ese sentido, esta iniciativa de los tres organismos tiene como fin prevenir la construcción de estereotipos descalificadores y prácticas estigmatizantes desde los medios, garantizando la divulgación de contenidos que promuevan una vida libre de violencias y discriminación.

Hablar y hacer visible la violencia simbólica y mediática por motivos de género permite poner en tensión y cuestionar la cultura establecida al tiempo que nos brinda la oportunidad de mostrar que no existen formas únicas de representar a las mujeres y personas LGBTI+ a la hora de comunicar.