Presidencia de la Nación

Firmamos un acuerdo de asistencia y cooperación con la Universidad Nacional de las Artes

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, junto con la rectora de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), Sandra Torlucci, llevaron adelante la firma del convenio de asistencia y cooperación cuyo propósito es promover acciones de formación, capacitación y transversalización de la perspectiva de género y diversidad que colaboren en la incorporación de las mujeres y LGBTI+ al mundo académico. El acto, realizado en el Museo de la Cárcova de la universidad, contó con un conversatorio en formato de ronda y con la presentación de la primera Cátedra de Canto Disidente, a cargo de Luchi de Gyldenfeldt.


“Cuando encontramos aliados, aliadas, con quienes hacer sinergia, las posibilidades son infinitas. Por eso consideramos que las universidades son espacios claves con los que articular para construir un mundo menos desigual. Ustedes piensan el arte como nosotras pensamos las políticas públicas: como herramienta para transformar el mundo”. dijo Gómez Alcorta para celebrar la articulación entre ambos organismos.

El acto estuvo moderado por Daniela Perrota, secretaria de Desarrollo y Vinculación Institucional, de la UNA, y contó con la presencia de Diana Broggi, subsecretaria de Formación, Investigación y Políticas Culturales para la Igualdad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD). Por parte de la UNA también estuvieron Rubén Betbeder, director del Museo; Vanesa Vázquez Laba, secretaria de Igualdad, Derechos y Diversidad; estudiantes, docentes y otras autoridades universitarias.

Por su parte, Torlucci destacó que el convenio permitirá colaborar con el Ministerio y, también, “tener estadísticas, datos y conocer qué es lo que pasa con las mujeres y las disidencias dentro de la UNA”. El acuerdo, además, prevé fortalecer y ampliar el abordaje integral de las violencias por motivos de género, la promoción del acceso a los derechos sexuales reproductivos y no reproductivos, el desarrollo de proyectos de divulgación científica y artística que permitan la reflexión, la prevención y acción sobre la problemática de la violencia y discriminación por razones de género. También busca continuar la implementación de capacitaciones en el marco de la Ley Micaela; diseñar políticas artístico-culturales e implementar campañas que promuevan derechos y recuperen la agenda de efemérides tanto feministas como del colectivo LGBTI+.

“Las universidades fuimos creadas desde un paradigma eurocentrista y patriarcal y, en esta universidad pública, tratamos de que esa concepción pueda transformarse para que pueda pensarse en todas las artes, incluso aquellas que no son consideradas bellas artes”, dijo Torlucci previo a la apertura del conversatorio que se dio en formato de ronda.

Tras la firma, egresadxs y estudiantes en proceso de tesis contaron sobre sus investigaciones, proyectos y su tránsito en la universidad: sus procedencias, cómo se sintieron incluides aún en situaciones poco favorables como vivir en una villa, ser madres, travestis, trans o no binaries. Les artistas mostraron obras audiovisuales, de teatro, de danza, de artes multimediales, de artes visuales, de folklore y de formación docente. Leyeron poemas y compartieron distintas miradas sobre hacer arte desde un paradigma disidente y no hegemónico, como también sobre cómo atravesaron las luchas feministas y transfeministas al mundo académico.

En ese contexto, le artista trans y docente Luchi de Gyldenfeldt, interpretó la reconocida ópera Carmen, una obra dramática que relata el femicidio de una mujer en la Plaza de Toros, en Sevilla, España, con música de Georges Bizet y libreto en francés de Ludovic Halévy y Henri Meilhac. De esa manera, De Gyldenfeldt presentó la primera Cátedra de Canto Disidente, un espacio abierto en marzo del 2021 que propone la búsqueda de la propia identidad vocal desde una perspectiva no biologicista ni binaria.

Scroll hacia arriba