Firmamos convenio con ACUMAR para fortalecer a empresas recuperadas de la Cuenca Matanza Riachuelo

El acuerdo fue entre el Ministro de Desarrollo Social , Daniel Arroyo, y el presidente de ACUMAR, Martín Sabbatella, para asistir, acompañar y fortalecer a empresas recuperadas de esa zona.


El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y el presidente de ACUMAR, Martín Sabbatella, firmaron un acuerdo que apunta a asistir a empresas recuperadas radicadas en la Cuenca Matanza Riachuelo, que hayan sido declaradas como agente contaminante por el organismo, a través de recursos del Estado como aportes técnicos, profesionales y de financiamiento.

El objetivo de este convenio es implementar el diseño y ejecutar todas las acciones necesarias para su adecuación ambiental, producción limpia y mejora de procesos productivos.

El ministro Arroyo señaló: “Se trata de un convenio muy importante, porque significa la oportunidad de mejorar junto a ACUMAR las condiciones ambientales de la economía social. El objetivo es que las empresas recuperadas que posean establecimientos en la cuenca Matanza Riachuelo y hayan sido declaradas por ACUMAR agente contaminante accedan a asistencia técnica, profesional y financiera que requieran para desarrollar los procesos de adecuación ambiental.”

Durante el acto, Arroyo también explicó “la Argentina se reconstruye con trabajo, de manera colectiva, motorizando la economía de abajo hacia arriba. Y en esa estrategia, las empresas recuperadas son un pilar fundamental”. Y aseguró que la economía social representa a más del 25 por ciento de la gente que trabaja en la Argentina. “Por eso, la tarea del Ministerio de Desarrollo Social es construir oportunidades para cada cooperativa, proyecto asociativo y emprendedoras y emprendedoras que forman parte de esa economía social y solidaria. Con el plan Potenciar Trabajo estamos ayudando a mejorar su capacidad productiva, con máquinas y herramientas, asistencia técnica y crédito no bancario. El objetivo es que den un salto de escala y generen movimiento económico, potenciando el desarrollo de cada comunidad”, finalizó.

Por su parte, Sabbatella sostuvo: “Vamos a acompañar a todas las empresas recuperadas con voluntad de adecuarse, y que quieren tener parámetros no contaminantes, que quieran amigar su producción y su trabajo al cuidado del ambiente, al cuidado de la naturaleza, al cuidado de la construcción del futuro de nuestros hijos y nuestras hijas, porque necesitan el apoyo del Estado”. En esa línea, consideró: “Estos convenios son muy importantes porque vuelven a recuperar el lugar del Estado como garante de derechos. Vamos a trabajar junto a las empresas para poder acompañarlos en una producción que sea amigable con el ambiente, porque estamos preocupados en cómo construimos el futuro, desde un desarrollo sustentable”.

Este convenio tiene entre sus propósitos brindar asistencia para la ejecución del Plan de Adecuación Ambiental (PDA), facilitar el acceso a los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para cumplir con dicho plan y acercar asesoramiento técnico y profesional en pos de una producción limpia y amigable con el ambiente, de acuerdo con lo establecido en el Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) de ACUMAR.

Desde ACUMAR se llevan a cabo acciones para acompañar y asesorar a este tipo de establecimientos en el proceso para su adecuación ambiental, como el diálogo desde la Mesa de Trabajo para la Adecuación Ambiental de Empresas Recuperadas, conjuntamente con la Dirección Nacional de Empresas Recuperadas (DNER) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y la articulación de trabajo con diferentes entidades públicas, municipios, la Federación de Trabajadores de la Economía Social, gremios y la Red de Adecuación Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo (RAAC), entre otros.