Financiación del Terrorismo


LA UNIDAD DE INFORMACIÓN FINANCIERA CONGELA BIENES DE PRESUNTOS FINANCISTAS DE HEZBOLLAH QUE OPERARÍAN EN LA ZONA DE LA TRIPLE FRONTERA
11/07/2018.

Buenos Aires, Argentina.- La Unidad de Información Financiera de la República Argentina (UIF-AR) dictó el 11/07/2018 una medida de congelamiento administrativo de bienes y dinero de los integrantes de una presunta organización criminal vinculada a Hezbollah, que operaría en la zona conocida como la “triple frontera” entre Argentina, Brasil y Paraguay.

La medida de congelamiento se dictó en ejercicio de las atribuciones legales conferidas a la UIF-AR por la Ley N° 26.734, reglamentadas por el Decreto N° 918/2012, que facultan a la UIF-AR a llevar a cabo el congelamiento administrativo de bienes y/o dinero vinculados a las acciones delictivas previstas en el artículo 306 del CÓDIGO PENAL (Delito de Financiación del Terrorismo), con el fin de proteger la integridad del orden económico financiero, así como la paz y seguridad internacional, conforme a normas y estándares internacionales.

Como consecuencia de un proceso de análisis de información reportada a la UIF-AR, se identificó el posible accionar delictivo de una serie personas de nacionalidad libanesa en territorio argentino que, con el complemento de información proporcionada por fuentes del exterior, permitieron a la UIF-AR reunir elementos de convicción para sospechar que las mismas podrían estar involucradas en acciones de lavado de activos y financiación del terrorismo.

Dichas personas formarían parte de una organización, denominada “Clan BARAKAT”, liderada por Assad Ahmad BARAKAT, quien presentaría estrechos vínculos con el liderazgo de Hezbollah, desde su centro de operaciones en la ex GALERÍA PAGE (hoy galería Uniamérica) ubicada en Ciudad del Este (Paraguay). El “Clan” estaría involucrado en delitos de contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y financiación del terrorismo. En relación a este último ilícito, se sospecha que la misma recaudaría fondos para la organización libanesa Hezbollah.

El citado, junto con otros referentes que habrían actuado en la zona de la Triple Frontera, se encuentra designado como Terrorista por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, con sus bienes congelados e imposibilitado de operar financieramente en dicho país. La UIF-AR agradece la cooperación del gobierno de Estados Unidos y muy especialmente de su UIF (FinCen), bajo el liderazgo de su Director Kenneth Blanco, por la cooperación brindada en este caso. La alianza estratégica con Estados Unidos en la lucha contra los ilícitos financieros, fortalece nuestros esfuerzos a nivel local y contribuye a la protección de la paz y seguridad global.

Conforme a información recabada, el individuo mencionado mantiene estrechos vínculos con el liderazgo de Hezbollah, ha trabajado en forma muy cercana con numerosos extremistas islámicos radicados en la “Triple Frontera” y ha sido sindicado como tesorero de Hezbollah durante un prolongado periodo de tiempo, llevando contribuciones al Líbano para dicha organización.

Puntualmente, la UIF-AR identificó que al menos 14 (catorce) personas vinculadas al mencionado “Clan” registraron múltiples cruces a nuestro país (principalmente por el Puente Internacional Tancredo Neves, ubicado en la Provincia de Misiones). Una vez en la Argentina, los miembros del “Clan” habrían realizado, en un casino de Iguazú, cobros por supuestos premios que en su conjunto superarían los US$ 10.000.000 (diez millones de dólares estadounidenses), sin declarar ni el ingreso ni el egreso de fondos al cruzar la frontera.

Las tareas de análisis realizadas por la UIF-AR, en cooperación con otras unidades análogas del exterior, arrojarían una clara sospecha respecto al origen ilícito del dinero ingresado a Argentina, con la fuerte hipótesis de que, una vez fuera del país, el mismo haya sido transferido por el “Clan” a manos de Hezbollah.

Finalmente, la UIF-AR indicó la importancia de la medida para la protección de la integridad del orden económico y financiero argentino y la firme voluntad de seguir cooperando internacionalmente en la lucha contra el terrorismo internacional, conforme a normas locales y compromisos asumidos por el país a través de convenciones y estándares internacionales.