Finaliza la cumbre del clima en Polonia


Se espera que culmine hoy, en Katowice, Polonia, la 24° Sesión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP24), iniciada el 3 de diciembre, en la que se mostró una activa participación de la comitiva argentina encabezada por Sergio Bergman, Secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Además, se estableció que la próxima COP25 sea realizada en el vecino país de Chile.

Por la mañana, Carlos Gentile, secretario de Cambio Climático del área ambiental nacional, representó a la Argentina, como último país sede de la Cumbre del G20, en una reunión con representantes de Alemania —sede anterior— y Japón —próxima sede— para discutir detalles de agenda de cara a los temas y desafíos a ser tratados. Es por eso que Japón comentó algunos planes para la presidencia del Grupo de Sustentabilidad Climática, rol que asumirá el año próximo, y se dialogó en torno a fechas y lugares de reunión para el grupo. Por parte de Alemania, participó el director general de Política Climática, Política Europea e Internacional del Ministerio de Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Seguridad Nuclear, Karsten Sach junto a su equipo; y por Japón el director de la División de Cambio Climático del Ministerio de Asuntos Exteriores, Kaoru Magosaki y equipo.

Cabe recordar que el lunes, Bergman formó parte del Tercer Diálogo de Alto Nivel de Ministros sobre Financiamiento Climático, en donde se refirió a la acción por el clima como “una política de derechos humanos”. Además indicó: “Buscamos una transición justa entre nuestras sociedades para que nadie se quede atrás”, a la vez que destacó que “es tiempo que quienes más han contaminado, no solamente con generosidad sino con responsabilidad, pongan el dinero”. Afirmó, a su vez, la necesidad de transmitir este impulso “al mercado y a la economía, para no quedar solo en las buenas intenciones”; explicó que “el sector privado está comprometido en que sus finanzas tengan una vinculación con la sustentabilidad climática” y aseguró que “tiene que ser para ellos un buen negocio ser sustentables”.

El funcionario se refirió también en dicho marco a la movilización de recursos para el cambio climático: “Venimos a proponer que los mecanismos para alinear el financiamiento internacional con las prioridades nacionales puedan identificar las barreras para financiar esa implementación de forma eficiente, equitativa y justa para todos”. Y reclamó: “Traigo también la voz, al haber presidido el Foro de Ministros de Medioambiente de Latinoamérica y el Caribe, para pedir la descentralización, el acceso directo y la posibilidad de que los países en desarrollo tengan equidad y justicia en el acceso a estos fondos”.

Finalmente, se refirió al Acuerdo de París, al señalar: “Lo hemos firmado para cumplirlo y París está aquí hoy; vinimos a fijar las reglas del juego y no a jugar con esas reglas. Es el tiempo de la acción y de la definición”.

Por otra parte, el martes 11, el Secretario de Gobierno participó por la mañana del encuentro sobre el Diálogo de Talanoa, en donde expuso en las mesas redondas ministeriales de alto nivel. El Diálogo propone una reflexión sobre los esfuerzos colectivos de los participantes para lograr las metas de largo alcance del Acuerdo de París —en especial, las ligadas al objetivo 4.1— y discutir la preparación de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC). En ese contexto Bergman señaló: “Debemos tomar conciencia de la urgencia que requiere cambiar nuestros paradigmas, nuestros patrones de producción y consumo y nuestro compromiso con el cuidado de la casa común”.

Además, el funcionario realizó un repaso por las acciones encaradas por Argentina para combatir el calentamiento global al recordar: “Desde fines de 2015, el presidente Mauricio Macri nos encomendó hacer de la lucha contra el cambio climático una política de Estado y poner en valor su agenda”, a lo que agregó que “Argentina presentó una revisión de su NDC, siendo uno de los pocos países que aumentaron la ambición en un 20 % desde la adopción del Acuerdo de París”.

Más tarde, Bergman —acompañado por el secretario Carlos Gentile y la directora de Asuntos Ambientales de Cancillería, Marcia Levaggi— ofreció una rueda de prensa para medios acreditados en la conferencia, en donde aseguró: “Para el año próximo, vamos a concretar los planes sectoriales que están pendientes”, y agregó: “Esto va a completarse con un proyecto de ley de cambio climático como legado, reflejo del trabajo de estos cuatro años, para que tenga fuerza institucional”.

Además, aseguró: “Estamos planteando una diferencia entre aquellos que acordamos que tiene que haber una negociación para la implementación, con aquellos que vienen a la negociación para impedir que el Acuerdo de París prospere”. “Creemos que no hay más tiempo”, afirmó.

También indicó que “el compromiso del Acuerdo de París era que el cincuenta por ciento del financiamiento internacional fuera para mitigación y el otro cincuenta para adaptación; eso todavía no se ve reflejado”. Y finalmente afirmó: “En zonas como Latinoamérica, donde tenemos una deuda social de exclusión y de pobreza, entendemos que, si bien mitigación y adaptación se complementan, hay prioridades para que los fondos internacionales se apliquen primero a infraestructuras verdes o resilientes que permitan proteger a poblaciones vulnerables”.

En su tercera jornada en la COP24, el Secretario de Gobierno de Ambiente disertó en el plenario de alto nivel, donde brindó la declaración nacional como jefe de la delegación. Allí aseguró una vez más: “Venimos como Argentina, en nombre del presidente Mauricio Macri, a ratificar el Acuerdo de París”. El funcionario reiteró que si bien se trata de “una discusión que es técnica” el desafío “sigue siendo ético”. Además, recordó: “Al ser un país federal, realizamos un pacto con nuestras provincias, y fundamentalmente con las ciudades, que son la escala de la construcción de la sustentabilidad y el compromiso con los ciudadanos, participando la sociedad civil, la actividad privada, la academia y todos los actores en esta conversación de construir consensos para un cambio de hábitos”. Además, adelantó que “Argentina tendrá el año próximo el plan nacional de mitigación y adaptación al cambio climático como respuesta nacional”.

Bergman declaró respecto a los avances de la conferencia: “Necesitamos salir de esta COP con el Libro de Reglas y no jugar con estas reglas”, a la vez que amplió: “Necesitamos establecer medidas transparentes y eficientes y, todos los países que ya declararon índices incondicionales, no especular con el financiamiento internacional para empezar a cumplir con lo que se ha comprometido”. “En París fuimos parte de la solución; no seamos en Katowice parte del problema”, afirmó.

Luego exclamó: “Estamos convencidos de que Argentina colabora modestamente en este movimiento global porque el tiempo que tenemos hoy nos permite asegurar que el futuro, que no viene sino que lo hacemos juntos, sea mejor”. “Tuvimos en París un sueño, ahora es tiempo de implementarlo. El sueño se juega en Katowice”, finalizó.

Cabe indicar que, al término de esa jornada en Polonia, la High Ambition Coalition (Coalición de Alta Ambición) realizó una conferencia de prensa en la que comunicó su compromiso para mejorar su contribución en la lucha contra el cambio climático. La Argentina formó parte de la misma y anunció su adhesión a la coalición que agrupa países desarrollados y en desarrollo, los que procurarán mejorar los esfuerzos globales para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Además, Argentina adhirió a la Declaración Ministerial de Katowice “Bosques por el Clima”, un llamado a los países a fortalecer las acciones de conservación y cuidado de los bosques y sus productos dado el importante rol que juegan contra el calentamiento global.

Asimismo, Bergman suscribió ese día Memorandums de Entendimiento para colaborar en materia ambiental y de desarrollo sustentable con España y Guatemala, a la vez que acordó seguir cooperando con Italia en el campo de la vulnerabilidad, la evaluación de riesgos y la adaptación y mitigación al cambio climático, entre otras acciones. También firmó, en representación de Argentina, un acuerdo de cooperación técnica para trabajar en el marco de Euroclima+ en temas vinculados con estrategias a largo plazo, implementación de las NDC e inventarios regionales junto a Colombia, Chile, Uruguay y Costa Rica.

Finalmente, en la jornada del jueves, Bergman, junto a Gentile, participó de una mesa redonda con ministros y funcionarios asistentes a la conferencia para tratar estrategias de largo plazo, un tema que resultó clave durante las reuniones realizadas este año del Grupo de Sustentabilidad Climática del G20. Estas estrategias involucran acciones de importancia en la transición hacia economías resilientes y bajas en emisiones. Bergman señaló a propósito de esto que “las estrategias de largo plazo permiten reunir las agendas del clima y del desarrollo para crear una visión nueva en los países, dándole vida al Acuerdo de París, en el sentido de trabajar en acciones de lucha contra el cambio climático en el marco del desarrollo sustentable y la erradicación de la pobreza”.

Se espera la culminación de la cumbre mientras los países negocian la aprobación del libro de reglas del Acuerdo de París, que aún no se concretó. De la comitiva argentina también formó parte Patricia Holzman, titular de la Unidad de Coordinación General del área de Ambiente de la Nación.