Fin de semana largo: la CNRT retuvo 77 vehículos en todo el país

Los controles realizados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) durante el fin de semana largo, determinaron la retención de 77 vehículos de cargas y pasajeros. Los incumplimientos fueron por deficiencias técnicas y por falta de documentación obligatoria de los conductores y los servicios. Este fin de semana continúan las fiscalizaciones por el Operativo Verano 2020 a cargo del Ministerio de Transporte.


Los operativos se desplegaron por todo el territorio nacional a través de las delegaciones de la CNRT y, además, se reforzaron lugares puntuales donde se esperaba una gran afluencia vehicular, como Lincoln por los carnavales y Baradero por el festival de Rock. Todos los operativos se desplegaron junto a Gendarmería Nacional y policía local.

De los resultados se desprende que se controlaron 12.482 conductores y 12.281 vehículos de cargas y pasajeros, de los cuales 1018 fueron infraccionados y 77 fueron retenidos. A su vez, 6 eran ilegales y no contaban con ningún tipo de habilitación.

Al igual que el resto del año, en los controles se le realiza el test de alcoholemia a los choferes, y se fiscaliza su licencia profesional y el descanso obligatorio. Se verifica también: que los vehículos cuenten con la documentación (habilitación y seguro) y con los elementos de seguridad obligatorios en regla (matafuegos, escotillas de emergencia, puertas, entre otros); la calidad de los vehículos y el tacógrafo de velocidad que mide la circulación permitida. Además, mediante las unidades de Control Psicofísico (UCP) se le realizan controles de salud a los conductores antes de tomar el servicio tanto a conductores de transporte de pasajeros como a choferes de cargas.

Las Unidades de Control Psicofísico (UCP) determinaron que, en lo que va del operativo desde el 20 de diciembre, hubo 3.603 choferes controlados y 107 tuvieron una retención de su licencia. Estas unidades realizan estudios psicofísicos a los conductores antes de que tome el servicio, para establecer que se encuentran dentro de los parámetros requeridos para llevar adelante su tarea.

En cuanto a los test de alcoholemia se realizaron 2.338 en UCP de los cuales no hubo resultados positivos. Por otra parte, se registraron 506 controles sustancias y se detectaron 2 casos positivos. Ambos conductores quedaron desafectados y se les inhabilitó la licencia, en términos de la resolución CNRT 1028/17. El plazo de suspensión de la licencia habilitante es de 90 días para aquellos conductores de colectivos, micros y camiones que se les detecte alcohol o sustancias en sangre, en tanto que las empresas deberán afrontar multas de hasta 30.000 boletos mínimos.