Félix Crous participó de la reunión Anticorrupción del G20

La Oficina Anticorrupción (OA) fue parte de la delegación argentina en la Tercera reunión del Grupo de Trabajo Anticorrupción del G20 (ACWG por sus siglas en inglés) bajo la presidencia del Reino de Arabia Saudita, celebrada de manera virtual desde el día 19 al 21 de Octubre de 2020.


El encuentro fue inaugurado por el Presidente del ACWG, Dr. Nasser Abaalkhail (Arabia Saudita), Asistente del Presidente para la Colaboración Internacional en la Autoridad de Supervisión y Anticorrupción (Nazaha), y el Copresidente, Alfredo Durante Mangoni (Italia), Coordinador de la Dirección General de Asuntos Globales Anticorrupción del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia. La Reunión convocó a más de 100 participantes entre delegaciones de los países miembro e invitados, organismos internacionales, y los Grupos de Afinidad del G20: Business20, Civil20, Women20, Youth20 y Labour20.

La delegación argentina estuvo conformada por funcionarios de la Oficina Anticorrupción, con el acompañamiento de funcionarios de la Dirección de la Consejería Legal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación.

Los objetivos de la reunión fueron presentar el Comunicado Ministerial y acordar los puntos pendientes; presentar el Informe Final de Rendición de Cuentas y acordar la publicación de las respuestas de los países; acordar y finalizar la Acción del G20 sobre Cooperación Internacional en Casos de Corrupción y Delitos económicos, infractores y recuperación de Activos Robados; finalizar el Llamado a la Acción sobre la corrupción y COVID-19; actualizar al grupo sobre la finalización del Compendio de Prácticas de Combate a la Corrupción en la Respuesta al COVID-19; discutir la implementación continua de las obligaciones dentro del Plan de Acción Anticorrupción del G20 (2019-2021); recibir aportes de los grupos de afinidad sobre cómo se podría fortalecer la lucha del G20 contra la corrupción; y esbozar las áreas de trabajo propuestas para la Presidencia italiana del próximo año.

Posteriormente, el día jueves 22, y tras haberse cumplido 10 años desde su fundación, el ACWG celebró por primera vez una Reunión Ministerial. Se trató de una instancia histórica, en la que el ACWG y sus miembros dieron cuenta de su compromiso en la lucha contra la corrupción convocando a los Ministros y autoridades análogas, elevando la jerarquía que estas acciones tienen en sus gobiernos. Tal encuentro llegó en un momento exigente para todos los gobiernos debido a los cambiantes desafíos anticorrupción que estamos viendo como resultado de la pandemia en curso.

La Argentina estuvo representada por Félix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción, quien en su discurso resaltó el esfuerzo llevado adelante por la Presidencia Saudí en un año que se vio cruzado por una pandemia mundial.

La Pandemia por Covid-19 “profundizó la necesidad de reforzar los mecanismos de control existentes y adaptarlos para que sean ágiles y efectivos frente a la exigencia que el presente demanda”, manifestó Crous. En base a ello, destacó algunas de las acciones llevadas a cabo: “Argentina ha desarrollado diversas estrategias para reducir el impacto del COVID-19 en todos los niveles de la administración pública nacional, sobre todo en lo referido a la transparencia en los procesos de compras y contrataciones, con especial atención en el sector Salud”.

Félix Crous también destacó la jerarquización de la OA con su nuevo carácter de organismo desconcentrado con rango ministerial; y la reformulación del Plan Nacional Anticorrupción, promoviendo su ampliación en concordancia con los Principios de Alto Nivel para el Desarrollo la Implementación de Estrategias Nacionales Anticorrupción adoptado por este Grupo de Trabajo Anticorrupción.

Por último, Crous deseó éxitos a Italia, quien asumirá la próxima presidencia del Grupo, y a India, quien se suma a la Troika del G20, expresándole a ambos que, así como la Argentina acompañó a Japón y a Arabia Saudita, “es nuestro propósito y nuestro absoluto compromiso apoyarlos activamente en el nuevo ciclo que se inicia, sosteniendo que el G20 seguirá siendo un espacio imprescindible para construir los consensos necesarios que garanticen la responsabilidad de los Gobiernos en la transparencia e integridad de sus acciones y una efectiva lucha contra la corrupción que nos lleve a sociedades más justas e iguales.”