Félix Crous expuso en FLACSO sobre Gestión Pública y Transparencia

La Oficina Anticorrupción (OA) organizó junto con la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) el “Conversatorio Gestión Pública y Transparencia” en el cual el titular de la OA, Félix Crous explicó los lineamientos de la gestión al frente del organismo.


En este marco, Crous resaltó que en base a integridad y transparencia se han trazado estrategias “de trabajo en red con los demás departamentos del Estado”, y agregó que “tenemos muchos desafíos, uno de ellos, es establecer condiciones de operatividad del propio Estado con estándares de transparencia aceptables y esto es algo que no se satisface sólo con la acción de la OA, sino que también requiere de la decisión política, de la acción ética de todos los actores de la administración pública”.

“Desde que llegamos, nos hemos encontrado con una actitud fuertemente proactiva de todos los Ministros que no esperaron que fuéramos a llevarle ideas; en muchos casos vinieron de ministerios y secretarías a traernos iniciativas. El trabajo se hizo fluido y entonces pudimos producir, en un contexto desfavorable, acciones, acordar y sugerir las guías de las buenas prácticas para contrataciones y compras, o recomendaciones para las creaciones de direcciones de integridad”, manifestó el titular de la OA. En su exposición, Crous también hizo hincapié en que “no podemos funcionar como un órgano parapolicial; tenemos el compromiso de ser motores de enlace, productores de contenidos, de actores en igualdad de condiciones con la OA que son los que tienen que llevar adelante la gestión”.

Por su parte, Daniel García Delgado, Director del Área de Estado y Políticas Públicas, realizó una descripción al detalle de los conceptos de ética pública “como inclusión para un desarrollo productivo”, entendiendo que “abarca al Estado pero no solo al Poder Ejecutivo sino a los diversos poderes y también a la sociedad civil”. En este contexto, Delgado expresó que “la ética pública de la gestión actual se encuentra en el marco de una lucha cultural” y en este sentido, se deberían “aumentar las capacidades políticas y estratégicas del Estado”.

Más adelante, Ana Castelani, Secretaria de Gestión y Empleo Público de la Nación habló sobre el rol del Estado. “Hacer comprensible ante la ciudadanía la información para entender por qué se toman ciertas medidas y abrir la participación” lo que permite “legitimar las políticas públicas en términos sociales”, sostuvo. En este sentido, expuso que desde su área se desarrolla un “mapa de acción estatal” con la idea de “describir, integrar, sistematizar, y graficar el accionar estatal” que es “el ejemplo más concreto de la transparencia integral de la gestión pública”. Por último, Castelani remarcó el trabajo que realizan en conjunto con la Oficina Anticorrupción con el objetivo de “avanzar a una concientización de la integridad y transparencia en la administración pública nacional” que es el “eje trasversal de la gestión”.

Luego, Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad que señaló que la creación de la cartera que conduce es producto de “una decisión política de un gobierno nacional que entendió que había que priorizar la agenda de las violencias por motivos de género y achicar la brecha de desigualdades por razones de género”.

Sobre la temática del encuentro, Gómez Alcorta resaltó la creación en el ministerio del “Programa de Transparencia y Rendición de Cuentas para desarrollar herramientas y dispositivos de trabajo específicos que garanticen una gestión orientada a la rendición de cuentas frente a la ciudadanía”. La funcionaria nacional explicó que “el ministerio es de todas, todos y todes, es una conquista de la ciudadanía y eso implica una responsabilidad en términos de tener una gestión más transparente, tener acceso a la información sobre nuestras políticas e intervenciones que implica, en definitiva, hacer accesibles las políticas de género y diversidad”.

Para finalizar, tuvo su lugar en el Conversatorio, Christian Gruemberg, consultor internacional y miembro de FUNDAR México quien habló sobre la “agenda anticorrupción” la cual “fue creada por el Banco Mundial a finales de los ´80, principios de los ´90, donde incluso el Estado era pensado desde una anti política”, entonces la mirada “fue siendo modificada, no sólo por los fracasos de la teoría sino también de la práctica y porque se la empezó a cursar con el enfoque de los derechos humanos”.

Desde allí, Gruemberg considera como importante enfocar “los derechos humanos y una perspectiva feminista para garantizar que las políticas públicas se generen sin discriminación”. Sobre ello, dio ejemplos puntuales que daban cuenta del enfoque con perspectiva de género el cual incluye el “acceso a la información” que resulta fundamental para evitar que se reproduzcan “formas de discriminación históricas”.