Federico Fernández: "La Selección sabe superar adversidades"

El jugador del equipo nacional piensa en la post pandemia. En noviembre, los Gladiadores viajarán a Egipto para disputar un torneo preparatorio para el Mundial de enero en el mismo país.


El seleccionado argentino de handball se entrena en el CENARD con la mente puesta en el regreso a la competencia. En noviembre, los Gladiadores tienen cita en un torneo en Egipto, el mismo escenario donde en enero se jugará el próximo Mundial. “Es una situación difícil pero no podemos lamentarnos. Sabemos que en otros lugares del mundo, por realidades distintas, ya están en otra etapa de la preparación. Nosotros trataremos de ir recuperando ritmo con los entrenamientos y volver de la mejor manera posible. El gran objetivo son los Juegos Olímpicos, que serán los terceros para Argentina, y queremos mejorar el décimo puesto, la mejor ubicación hasta ahora”, sintetizó el jugador Federico Fernández.

“Veníamos muy bien con una pretemporada muy fuerte tanto en el club como en la Selección, concentrados por todo lo que representa un año olímpico. Pero todo cambió y quiero agradecer a la Secretaría de Deportes, al ENARD y a la Confederación por brindarnos durante todo el tiempo que estuvimos entrenando en casa todo un equipamiento para perfeccionar nuestro día a día; no puedo negar que fue duro. No estamos acostumbrados a tanta inactividad y hoy el físico lo siente. Ahora es tiempo de recuperar lo aeróbico y la potencia lo más rápido posible; y tratar de volver a ponernos a punto desde el juego”, remarcó el extremo izquierdo de la Argentina y de la Universidad Nacional de Luján.

A las órdenes del DT español Manuel Cadenas, Los Gladiadores, campeones de los Juegos Panamericanos en Lima 2019, preparan la vuelta y Fernández lo sabe: “Vamos a poner lo mejor de cada uno. Tenemos jugadores que están en Europa, como Diego Simonet que ya está recuperado de su lesión y listo para afrontar lo que viene; y otros nos entrenamos sin pausa en el CENARD pensando que a Tokio tenemos que llegar en nuestro mejor nivel. El handball argentino ya demostró que sabe superar distintas adversidades, a Tokio vamos con la ilusión de estar entre los ocho, lo que sería ganar un diploma olímpico y alcanzar la mejor performance de la historia”.