Faros de conservación: Entre Ríos concretó la entrega de dos lotes para avanzar en la prevención de incendios en el Delta del Paraná

Se realizó a través de un decreto provincial de sesión de los terrenos por un lapso de 20 años a la Administración de Parques Nacionales.


Se oficializó la entrega en comodato por 20 años de dos lotes fiscales del Municipio de Victoria, Entre Ríos, que permitirá avanzar con el emplazamiento de los faros de conservación en el Delta del Paraná. Esto es posible mediante el Decreto 2686 del Poder Ejecutivo de dicha provincia, que ratificó los convenios de cooperación y de comodato suscritos entre Ministerio de la Producción, Turismo y Desarrollo Económico de Entre Ríos y la Administración de Parques Nacionales.

El convenio de comodato previamente firmado estableció la cesión gratuita por dicho plazo para el uso de los lotes 30 y 48 en el área del Delta. Se busca desarrollar en ellos actividades de conservación de los recursos naturales, investigación, capacitación, promoción del desarrollo sostenible, monitoreo y control de riesgos ambientales, con énfasis en acciones preventivas para el combate de incendios, previendo la instalación en los mismos del equipamiento necesario.

El segundo acuerdo ratificado es un convenio marco celebrado entre los mismos organismos para fortalecer vínculos de colaboración, articulación, asistencia y cooperación entre ambas partes.

Cabe recordar que la estrategia de faros de conservación busca consolidarse como un abordaje integral para proteger el Delta del Paraná, una zona de gran interés ecológico y biogeográfico que se extiende por las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, y en la que predominan los ecosistemas de humedal. Los bienes y servicios ecosistémicos que provee esta región benefician el desarrollo y la calidad de vida de más de 15 millones de personas.

En el transcurso de 2020, en el contexto de una bajante histórica del río Paraná que generó mayor cantidad de suelos secos en el humedal se registraron gran cantidad de focos de incendio, la mayor cantidad en los últimos nueve años. Antes del inicio de estos incendios extraordinarios, el Ministerio de Ambiente nacional había impulsando la reactivación del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (PIECAS), un acuerdo interjurisdiccional entre las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe, junto con el Estado nacional.

Además, a instancias de la mesa de articulación interjurisdiccional, en diálogo con diferentes organizaciones civiles, grupos de vecinos y en consonancia con las acciones del Comité de Emergencia Ambiental dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Ministerio propuso la creación de los faros de conservación. Esta iniciativa consiste en establecer nodos en diferentes puntos del Delta para fortalecer la presencia institucional y operativa en el territorio e irradiar protección sobre el humedal.